miércoles, enero 14, 2009

Carnal y pecaminoso. (*)

Siempre ha sido un misterio para mi entender los aromas de la gente, y encuentro fascinante el cóctel hormonal que genera que alguien huela delicioso o apeste a media después de spinning. No se trata de ser limpio o sucio, de si me baño o no. Creo, más bien, que el azar está bastante involucrado con los hedores que cada uno emana.

Pongamos a mi hermana Mónica (mamá de Noelia y Franco) como ejemplo. Ella huele rico. O sea, al natural no más. Cuando se echa perfume, éste huele más rico en ella que en otra gente. Esto, evidentemente, me jode (ja, nah). Siempre he pensado que al ser la última hija, mis papás me hicieron con menor entusiasmo que cuando crearon a mis hermanos, y el buen combo de hormonas de mi sista' me lo confirma. La flaca se echaba "Pour le bain" cuando estaba en el cole. ¿Se entiende? O sea, esa mezcla casi caústica que en todo el mundo huele a alcohol metílico del que se usa para incendiar campos feriales, en ella olía rico al punto que sus amigas y enemigas le preguntaban que perfume usaba.

En el otro lado de la moneda está un amigo, (del que nos abstendremos de mencionar el nombre porque si algo mantiene vivo a este blog, es la prestancia), que se preocupa por su aspecto, se viste lindo e invierte cantidades despeinantes de dinero en mantener un aroma exquisito. Esto lo hace mitad porque le gusta coleccionar fragancias y mitad porque el flaco, si se descuida, huele a diablos. Y nada, nunca he entendido bien el porqué de mis propios aromas, pero puedo decir que, a pesar de no oler a rosas como mi hermanita, tampoco emano perfumes post mortem como mi amigo.

Este tema viene a colación pues conversaba con unos amigos del trabajo que no podían creer que yo comiera ajo casi todos los días (para el aderezo pues hija, sino ¿cómo?). Resulta que en la Argentina, existe una creencia que sostiene que si se come ajo luego el cuerpo "emana" ese aroma durante todo el día o, exactamente, durante todo el tiempo que uno se tome para volver a bañarse. Todo el mundo tiene un tío / primo / sobrino insufrible que "no entiende" que no se puede comer ajos y luego andar campante por la vida. sin perjudicar al resto. Después de un largo intercambio de teorías inverosímiles, concluímos, para variar, que yo era rara porque no olía a que me había sobado el cuerpo con ajo después de haberlo comido.

Semanas después de esta anécdota, acompaño al colocho a que corra una maratón (es medio deportista el muchacho). Obviamente yo no corrí nada y sólo hice las de la marmota mientras no sé cuántas almas trotaban y sudaban con desenfreno fúrico. Sin embargo, luego de la maratón me colé entre todos los corredores para disfrutar del after party que ofreció Julieta Venegas, la misma que tuvo de telón a Dante Spinnetta. Todo muy bonito, todo oh, so very cool, salvo el momento en el que Dante se dispuso a pasar al posta a Julietita diciendo: "Vamooooo' lo' que corriero' la 10k con lo' brazoooooo' arribaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa" y fue ahí, cuando la leyenda argentina de "si comes ajo te dura hasta la próxima ducha", cobró absoluto sentido para mí. Si alguien rociaba "Pour le bain" en ese recinto, se incendiaba. Fuchi.

(*) Tomado de “El olor de los seres humanos es siempre un aroma carnal y, por lo tanto, pecaminoso”. Cita del libro "El Perfume" de Patrick Suskind.


Décimo Séptima Aventura del Pezweón
-----------------------------------------


quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajaja me reido millooones sobretodo porque me acorde asi como jugando de todas las veces que sufri por eso en los micros en pleno verano!!! En lima debería fomentarse un poquito más el uso del desodorante no? jajajaja

Preguntilla unas amigas se estan yendo a estudiar a baires y están un poco perdidas :S tu crees que nos puedas pasar info tipo de webs de alquileres o cosas por el estilo?? te dejo el mail sndrprt@gmail.com,

gracias :)

Rula Mama dijo...

Hola Laura,

Como siempre, una delicia leerte, sos tan graciosa!
Moriiii al leer "Vamooooo' lo' que corriero' la 10k con lo' brazoooooo' arribaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa"
jajajajaja, es genial. Gracias por recordarme el lexico de mi pais!

Saluditos

lncognito dijo...

Que hubo Laura, ¿bien?

Acabo de caer en cuenta, no huelo a nada... Como me explico, no tengo un olor en particular, no lo he sentido, salvo el del jabon que uso al bañarme, siempre huelo a nada

Jamas alguien me ha dicho "que rico que hueles", independientemente si uso perfume o no

O sera que huelo mal y no han sido sinceros conmigo :(

Oh, no! ya me paranoiquie!

Saludos, Yo

MONICA dijo...

jajaja sis!!!!!!! te acuerdas? hasta el señor de la bodega me dijo "disculpe el comentario señorita, que agradable huele usted" y si hasta en el gymnasio todos quieren hacer spinning a mi lado jajajaj, algo bueno tenia que tener!!!!!!!!!!!!

Adriana dijo...

Esto de los olores en verano es un martirio xq cuando subes a la combi es muy complicado saber al lado de quien te sientas xq sucede lo que cuentas, veces huelen a diablos a pesar de verse bien. A veces me identifico tanto con Grenouille por el tema del olfato agudo, claro que él ya era el extremo, que tortura es el verano y sus olores
Besos

NeO dijo...

oli, y frunci toda mi cara imaginando ese olor!!

Arriba los brazos!! Wow

Rafo León dijo...

En el verano (y a veces en el invierno también) viajar en combi puede ser un verdadero suplicio porque, además de los olorosos, están los que no quieren abrir las ventanas (por friolentos o por no despeinarse =S).
Pero bueno, acabas de dar un nuevo sentido a la frase "Spinetta sucks!" jajaja (sorry por aquellos que gusten de su música).
Siempre es un placer leerte Laura, ¡saludos!

saltamontess dijo...

ay no, tuve un DEJA VU horrible.

hace años, cuando marchar todavía era signo de protesta (y no de desempleo nomás) terminé con 4 amigos en la Plaza San Martín haciéndole vivas al Cholo Sano y Sagrado (no digo q es terrible mi DEJA VU?)... Al señor con vincha (no a la esposa pelirroja q tenía al lado, no...) a las 9 de la noche, se le ocurrió gritar desde un balcón del Hotel Bolivar: "¡¡¡El pueblo peruano no se rinde ante la dictadura, ARRIBA!!!"

Y abajo, donde los mortales, se levantaron los brazos para pasarse una bandera peruana de dimensiones futboleras (como las del estadio pe')... EL OLOR MÁS INFAME DE TODOS: EL DEL PUEBLO BIEN SUDADO...

Clau dijo...

Jajajaja.... me he reido demasiado con tu historia...!!
Mala forma de comprobar la "veracidad" de una leyenda... jajajaja!!!!!
Un abrazo :)

peregrino dijo...

Yo en cambio tengo la capacidad de perder los olores, los perfumes no me duran, ni tampoco tengo fuertes emanaciones luego de una sesión deportiva... como mi vida, mis olores son planos.

Nos leemos.

schatz67 dijo...

Tia Lauris,

Tema interminable el de los olores,básicamente porque también es un asunto de percepciones.Lo que para mí es pestífero para otros puede ser sublime,lo que para tí es insoportable para aquel puede ser aceptable y asi sucesivamente.

Dejando las dudosas percepciones a un lado analizo algunas cosas partir de lo que mencionas;hay personas a las que comer ajo,cebolla o rabanito les va fatal.En el mejor de los casos lo sudan,en el peor ya sabes, el biogás que produce puede dejar en estado comatoso al Cerro Camote completito.Y eso no tiene que ver con la suerte ni tampoco con el azar,es metabolismo puro y duro.

Hay otro punto respecto a los olores (para no hablar de HEDORES) y es que de alguna forma estan relacionados a las caracterísitcas raciales de un individuo.Por ejemplo, las personas de raza negra emanan un olor especial y diferente, muy fuerte para mi gusto.Recuerdo una de las primeras veces que salí a parrandear cuando tenía 15 años con uno de mis tíos mayores.Me llevó a la Peña La Valentina y me presentó a algunas de sus amigas "de color serio". Bailaban como los dioses, tenían un culo hecho a mano y cuando ya estaba baboseando cual burro sullanero a la media noche percibí un olor característíco e inconfundible que me hizo bajar el pabellón a media asta en one.Experiencia inolvidable,by the way,pues nunca he etsado con una negra en mi vida(que me habré perdido no?)

Deduzco que con toda la tanería que hay en Baires la nariz te debe haber quedado tapada un par de días.Nada como correr en el Pentagonito de San Borghi donde todas las tías al correr sudan Heno de Pravia.

Un abrazo

Tiny

Laura Zaferson dijo...

Anónimo, mi email es lazafer@hotmail.com Escríbeme con tu consulta y veré qué hacer para ayudarte. Un saludo.

rula mamá!! gracias por los halagos!

incógnito... debes oler a algo, sólo que es muy suave y no lo percibes. o ya te acostumbraste.

mona... ¿algo? ¡tú tienes muchas cosas buenas sis!! :D

adriana... pues si, el flaco extrema un poco por mata a todos jajajaja.

neo... ja, vamos con los posts interactivos!

rafo, siempre es lindo recibir tus halagos.

saltamontes... ja, nunca fui Toledista. Aunque creo que gran parte de la "bonanza" de este gobierno se la deben a que A.T. se chupó el whisky... mas no la plata de todos los peruanos. (Y este blog se volvió político por UN INSTANTE).

CLAU... si!!! igual, estuvo bueno el conciertillo. :)

Pere,.. no es que no te duran, sino que te acostumbras al olor. Ahora, si usas pour le bain como mi hermana...

Tiny... JAMÁS corrí (ni lo volveré a hacer) en el Pentagonito. No olvides que este tesorito es incapaz de ejercitarse con éxito. Eso si, las tenidas deportivas suelen quedarme de rechupete. :)

Anónimo dijo...

Ay Julieta dijo que se presentaba en Lima y luego no vino... como la odio x romper mis ilusiones!!!

Laura Zaferson dijo...

Anónimo... ¿Ytala?

Alvaro dijo...

hedores....

Saludos.

Jocho dijo...

los hedores que uno emana (o aromas, depende de la suerte y el metabolismo) varian mucho. Yo para oler realmente mal tengo que quedarme cuatro dias o más sin bañarme (ayer me iba a bañar después de dos dias para ir a clases, pero me cortaron el agua y en vez de ir a clases me fui al estadio donde nadie va a soportar demasiado mi hedor)

y hay personas que apestan peeeeeeeesimo, y creo que a diferencia de Schatz, prefiero que mis peores olores se puedan aguantar y ser liberados una vez en un espacio abierto y solitario sin presiones ni vergüenzas, a que salgan de mi piel sin pedirme permiso espantando a mis compañeros :)