miércoles, diciembre 31, 2008

Abanícame.

Me considero una persona que evoluciona (aunque nunca nadie me ha dicho... "Tía Lauris, ¡qué tal evolución!" jaja). Me gusta ver cómo van mejorando las cosas, cambiando para bien, o incluso ver como etapas terminan y dan paso a otras nuevas. Está bueno eso de modificarse sin dejar de ser auténtico. En contraste, aprecio que todo aquello que adoro se mantengan tal cual lo descubrí, conocí o dejé. Si analizo, soy egoísta pues me gusta lanzar nuevos sabores de mí cada año (Algo así como las heladerías artesanales que sacan un gustito novedoso cada verano sin dejar de ofrecerte las bolitas con los clásicos de siempre. Ja, caigo en cuenta de la implicancia de lo mencionado: La Tía Lauris se ofrece cada verano y en bolas. OJO). Si no analizo, me divierto más. Todo esto viene a cuento pues estuve (estoy) en Lima por unos días y adoré ver que todo lo que adoro (la redundancia es necesarísima) sigue igualito. El algodón sigue siendo maravilloso y por eso próximamente estaremos estrenando los ricos calzones gamarreros (3 x 10 lucas, habla) que me acompañó a comprar la Mamita Olga. El "cariño" sigue estando en todas partes y no hay cerveza sin canchita o habitas o la fina cortesía del local al que asistamos. Pero, sin duda, lo que más disfruté fue un hecho singular y a la vez tan nuestro: "La conchita".

Resulta que un día de aquellos fui con múltiples amistades a almorzar por Barranco. Llegamos al lugar y nos recibieron con unas conchitas de abanico de regalo. Que lindo es mi país. Hicimos los pedidos que brincaron desde los cebiches, jaleas, tiraditos, pulpos, etc... hasta una muy importante "Chita al ajo". Que rico se come en mi país. Esperamos lo justo y entre cervezas y canchitas empezaron a llegar todos los platos... pero no la esquiva "Chita al ajo". Los comensales le dimos curso obsceno a la comida e intercambiamos tenedores, cucharas, platillos y varios ohhhh, ahhh, hmmmm y demás onomatopeyas gastronómicas (aunque también pueden ser usadas en otros eventos, so feel free), pero no lográbamos ver a Doña Chita. Curiosos (no molestos, porque comer rico y estar molesto es imposible), preguntamos por el platillo que había quedado secuestrado en la cocina y, aunque fue un poco evidente la cara de "me olvidé" de la mesera, ella prefirió decir que "ya salía". Sabíamos que era mentira, pero le creímos e incluso le sonreímos (ya había varias cervezas y unos cuantos mariscos encima). Después de un rato, vimos como se fue acercando la activa moza con un plato en la mano, sonriente, henchida, orgullosa de su destreza para danzar entre las mesas del lugar. Se nos abrieron los ojos, se nos cerró el pecho, incluso salivamos un poquito (aunque sin derramar gota alguna)... y esperamos con fervor patriótico/erótico la llegada de aquel manjar que nos dejaría con un aliento criminal y no nos importaba. Y, ahí estaba, descendiendo en cámara lenta, casi iluminado por el sol de nuestra imaginación (porque estaba más nublado que cuando está nublado)... y entonces, la mesera descubrió el platillo y nos dejó ver UNA conchita de abanico en la mesa a la vez que dijo: "La Chita va a demorar UN POQUITO, señorita". Y se quitó.

Especial de Año Nuevo del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

miércoles, diciembre 24, 2008

¿Qué esperas de la blogósfera peruana para el 2009? (*)

Me gusta creer más que esperar. No sé, le tengo mucha fe a participar de las cosas que deseo que se logren. La Mamita Olga, que siempre ha sido mi cable a tierra, diría que no confío en la gente y que creo que para que algo salga bien tengo que meter las manos. No digo que sea mentira, pero tampoco siento que esté mal. Me gusta meter las manos, formar parte. Es por ello que desde hace algunos años formo parte de la blogósfera y me celebro como blogger cada vez que caigo en cuenta de que lo soy. Yo no sé gran cosa de WEB 2.0, y siempre le pifio al escribir “HTML”, pero creo que para el año que viene puedo hacerme de un compromiso muy concretable: Tener un blog mejor. Un lugar agradable para visitar, para recomendar, para volver. Una bitácora conducida responsablemente, con publicación planificada y escritos redactados con esfuerzo. No se trata de volver “Cosas que Ocurren” un blog serio (¡ja!), sino de escribir mejor. Mejor redacción, mejor gramática, cero faltas ortográficas. Pareciera insignificante –hasta ridículo cuando hay tantos temas “trascendentales” por mejorar- pero en verdad es inmenso lo que quiero para mi blog… para los blogs que tienen en algún lugar la insignia del Perú, más allá de si ésta es una bandera bicolor, una mascota virtual llamada “vicuñita” o un tag con la palabra “casaca”. Mentir es fácil. Copiar es fácil. Abrir 15 blogs porque es gratis y dejarlos botados… es fácil. Lo que requiere un poquito más de dedicación es aprender que “valla” es la barda que se salta y “vaya” es la tercera persona en presente subjuntivo del verbo “ir”. Y eso quiero. Quiero que los bloggers en el Perú seamos personas expresándose con palabras y no micos con teclados publicando porque si.

Me gusta creer más que esperar. Y por eso mismo, el año que viene no espero grandes cosas de la blogósfera peruana, sino que creo que los que participamos de ella podemos prometer que haremos algo mejor de nosotros y así volcar nuestra evolución en las bitácoras que nos tienen como autores. ¡Estupendo 2009 para todos!


(*) Gracias a Juan Arellano de Blogs Perú por la invitación que me hizo para conversar sobre este tema. Lo que piensan otros bloggers está aquí.





Especial de Navidad del Pezweón
quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

sábado, diciembre 20, 2008

Efectivamente, NAI.

Franco Traverso Zaferson* es el más pequeño de mis sobrinos. Franquito es un niño lleno de energía y, en su media lengua, bastante directo para decir las cosas. Hace algún tiempo, jugábamos el popular "¿Dónde está...?", que consiste en taparse la cara para que te pregunten "¿dónde estás?" y, cuando te la descubres te digan"¡ahí estás!". (Como imaginarán, se requiere un ALTO grado de viveza para jugarlo).

Y nada, me puse a jugar con Franqui.

Tía Lauris: Dónde está Franco?
Franco (Con la cara tapada y en su mejor español) : Nai! (No hay)
Tía Lauris: Dónde está Franco?
Franco (Se saca las manos de la cara) : Catá! (Acá está)

Nos reímos y volvemos a jugar 1500 veces hasta que queda bien claro cuando Franco Nai y cuando Franco Catá. Finalmente, nos damos un abrazo. Franco apoya su cabecita en mi pecho y, después de un instante, empieza a dar golpecitos contra el como buscando "algo".

Confundido, levanta la cabeza con duda, me mira y pregunta: "Nai?".
Resignada respondo: Así es Franqui, Tía Lauris pecho NAI.


(*) Franco tiene 5 años y acaba de graduarse del nido (diríamos que con honores, pero la verdad es que el muchacho casi ha tenido que romper la pared para salir del jardín). Las profesoras del nido le dicen "Churro" y las niñas del salón lo siguen para besarlo. A Franco no le gusta hacer las tareas y no le preocupa quedarse "burro" por ello. Con una seguridad envidiable, sostiene que no puede ser "burro" porque él ya es un "toro". Por último, y para sorpresa familiar, Franco confiesa que su única ilusión para cuando sea grande es que le crezca el pene para tenerlo igualito al de su papá. (?). Para casarse con Franco Traverso, hacer contacto aquí.




-----------------------------------------
Décimo Quinta Aventura del Pezweón


quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

domingo, noviembre 30, 2008

Leave a message after the beep.

De la copiosa lista de cosas para las que carezco de oficio, creo que la más divertida es la de dejar mensajes telefónicos (debo aclarar que en este certamen humillante no concursan mis taras psicomotrices). Es que me sale muy mal. Soy incapaz de grabar un recado decente en un contestador automático. Ni siquiera tengo lo que se necesita para crear mi propio mensaje en caso de que alguien tuviese el desvarío de llamarme y la consiguiente fortuna de no encontrarme. Siempre siento que hablo muy rápido y entonces grabo y re-grabo una oración tan simple como: “Hola, Soy Laura Zaferson, por favor deja tu mensaje” y, con la bandera de la inseguridad propiamente izada, pienso que el “Hola” quedó seco, el “Soy Laura Zaferson” pretencioso y el “por favor deja tu mensaje” coercitivo. Entonces lo que hago es terminar por aceptar –con dignidad y prestancia- mis taras para la locución y dejar grabada la última versión de la frasecita en cuestión y echarla a la de Dios. Igual, rara vez alguien me deja un mensaje en el celular. Supongo que en efecto suena seco, pretencioso y coercitivo y no logra sino espantar a los llamantes. Es lo que hay.

Historia similar sucede cuando me toca dejar un mensaje en el contestador de otra persona. La frustración se vuelve pánico. Nunca sé que decir y suelen ocurrirme dos situaciones igualmente desastrosas: O bien quedo muda por unos segundos al sentirme desnuda frente al vacío en el auricular, o todo lo contrario, empiezo a hablar como si en efecto me hubiesen respondido. Yo he dejado mensajes que duraron minutos (y no fueron eventos del tipo “drink and dial”, todos han sido en completa sobriedad y sobre todo en horario de oficina) y también otros en los que hablé tan rápido, buscando que la tortura finalice lo más pronto, que fue imposible entender lo que dije y claro, el resultado siempre es el mismo: el interlocutor piensa que llamé estimulada por algún barbitúrico.


Recuerdo una vez que dejé un mensaje inverosímil a la persona encargada de recibir dos betacam (*) en un canal de televisión. Resulta que yo realicé todas las gestiones para que los 2 cassettes llegaran a destino: Verifiqué que el contenido fuese el correcto, que ambos estuviesen en puerta (**) y que al final de cada uno apareciera el crédito de la agencia. LO ÚNICO que le encargué a un muchacho que hacía sus prácticas pre-profesionales conmigo, fue que escribiera en las etiquetas la duración de cada comercial: 30 segundos el lanzamiento y 15 segundos el seguimiento… y lo hizo al revés. Cuando caí en cuenta del error, los betas ya se habían ido al canal y era viernes a la noche (estas cosas siempre pasan antes del fin de semana… JAMÁS me pasó algo así un martes a las tres de la tarde, imposible, sino DÓNDE estaría LA ADRENALINA de la publicidad. Bah).

Dado esto, decidí llamar y resolver todo con elegancia y altura. Para mi desgracia, cuando llamé no hubo respuesta y me tocó dejar el siguiente mensaje:

Ehm… hola, habla Laura Zaferson de jota-vedoble-te… quería hablar con “fulano” de recepción de betacams… lo que pasa es que yo mandé dos betacams con dos comerciales… uno de 30 segundos y otro de 15 segundos… el tema es que los he pauteado al revés… entonces en el que dice 30 en realidad debería decir 15… y en el que dice 15 debería decir 30… y lo que yo quería saber es si será posible que “fulano” los revise antes de ponerlos en la pauta… porque la pauta empieza mañana y va por dos semanas el de 30 y por dos más el de 15… entonces es medio urgente que “fulano” escuche este mensaje… si tiene alguna pregunta que me llame… pero no a la agencia porque yo ya me voy, sino a mi celular que es…PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII.

Y me acabé el tiempo para grabar un mensaje.


Nunca supe si alguien escuchó el mensaje o si lo han guardado y alguna vez saldrá en la sección de bloopers de ese canal. Tampoco si los comerciales salieron bien (¡Ja!, si salieron bien, o bueno, esa es mi versión para la prensa, la agencia, la marca y todos los que gastaron plata en esos comerciales oh! tan bonitos. Gulp).

(*) El betacam es como un cassette VHS que contiene, generalmente, la copia de un comercial de televisión.

(**) "En puerta" significa que apenas uno los reproduzca, aparezca el comercial y no la pantallita de colores que se graba previamente.


-------------------------------
Décimo Cuarta Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

miércoles, noviembre 26, 2008

Juan Francisco lo sabe.

Hace algún tiempo, estando por Lima, almorcé con La Mamita Olga y mi hermana Claudia en el San Antonio de Chacarilla. Juan Francisco, tercer nieto de una y segundo hijo de la otra, nos acompañó durante la tarde para hacernos reír.

Como nunca, o tal vez como siempre, sólo que no lo habíamos notado antes, el local estaba apropiadamente ambientado con música clásica de fondo. Inquietada la Mamita Olga por tan cultural situación (y sospecho que dando un descanso a su apetecible ensalada padovana), lanzó sobre la mesa -y sin previo aviso, como para que la que suscribe pase tranquila el bocado de sandwich de salmón ahumando con alcaparras y queso crema- una pregunta para la que yo no estaba lista:
"¿De quién es esta melodía?"

Sentada ahí, ante tal pregunta de examen de admisión, infructuosamente busqué en el hemisferio sur de mi cerebro para ver si algo del medio millón de geniogramas de "El Comercio" que he intentado hacer me podían dar una manito, pero, irremediablemente, las orejas de asno me empezaron a crecer (a una velocidad directamente proporcional a la que mi boca ejercía para aniquilar aquel sabroso sandwich).

Mi hermana ni se inmutó (Ella es bastante práctica. Yo, en cambio, "tengo" que responder las preguntas. Está claro cuál es la más inteligente ¿no? Jajaja. En mi defensa, digo que como ella fue la primera en nacer, obviamente se pusieron todos los esfuerzos en su creación. Yo nací cuando mis papás celebraron la clasificación de Perú a España 82. Es lo que hay).

Y entonces, el silencio fue cortado por el pequeño Juanfri, quien pasó un pedacito de pizza de jamón y, sin una gota de sudor, dijo: La canción es de Wolfgang Amadeus Mozart que nació en 1756.

La pregunta es: ¿Cuándo fue que en los jardines de infancia se dejaron de hacer collages con bolitas de papel de seda y joyeritos con palitos de helado?

PARROQUIALES:
Gracias encarecidas al Método Optimist, que nos hace caer en cuenta de nuestra vejez e ignorancia.
A los Miró Quesada, por favor me dejan en casa de La Mamita Olga el sobre con la plata invertida en esos geniogramas.


-------------------------------------------
Décimo Tercera Aventura del Pezweón


quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

sábado, noviembre 22, 2008

Viejos tus calzones (*).

Nunca tuve claro el momento en el que "crecí". A veces creo que simplemente pasa y nadie lo expecta, y que sólo caemos en cuenta de ello cuando, en efecto, ya pasó. No sé qué es más terrible: Notar nuestra propia evolución o la de las personas que más queremos. Y al decir "terrible", no me refiero a que veo el crecimiento como algo malo, sino que, nostálgica como me gusta ser, siento que echaré de menos algunos detalles, más allá del goce que me den los que vengan a reemplazarlos.

La pequeña Noelia estuvo de cumpleaños hace muy poquito. Hubo fiesta, música, regalos y múltiples variedades de tentempiés. Yo, que jamás celebré un cumpleaños propio con piñatas, gelatinas o chizitos (desde pequeña me estresó "la organización" de eventos, así que siempre he preferido celebrar mi cumple en otro lado que no sea mi casa, donde la gente se sirve sola, va al baño sola y come sola), mantuve la siguiente conversación con la que fuese cumpleañera hace una semana:




Tía Lauris: ¿Aló?
Noelia: Hola Tía Lauris... ¡Hoy es mi cumpleaños! (Esta euforia cumpleañera SIN DUDA no la obtuvo de mi)
TL: ¡Hola Noelita! ¿Y qué vas a hacer por tu cumple?
N: ¡Ay! ¡Una fiesta con todos mis amigos de mi colegio "María de los Ángeles"! (Noelia es incapaz de decir "mi colegio". Siempre que hablo con ella, usa la propiedad del caso y pronuncia el nombre completo de su centro educativo. La directora del cole, la Sra. Lastenia Fernández -que tiene la ausencia de prestancia de colocar su nombre en el himno del colegio- está seguro orgullosísima)
TL: ¿En serio? ¿Y qué te vas a poner? (¿Qué le podía preguntar?)
N: ¡Ay! ¡un legging rosado (ojo, un legging) con detalles de brillitos (ojo, con detalles) y un polito blanco con un lacito rosado que contrasta (ojo, que contrasta) con el legging (ajá, el legging) y también con las ballerinas que tienen unos lacitos rosados y negros!
TL: ¡Ay que lindo! ¿Y te vas a lacear el pelo? (O sea, ya que estamos...)
N: No Tía Lauris, esta vez lo voy a llevar natural (¿A dónde lo va a llevar? Eso quisiera saber).
TL: ¿Y que van a bailar? ¿Barney? ¿Reaggetón? (Estoy algo añeja con los ritmos "de moda", como verán)
N: NOOOOOOOOOOO (Espantada).
TL: Jajaja, bueno, entonces ¿qué?
N: Sólo canciones de "Patito Feo", "High School Musical" y "Rock Camp" (¿O era Camp Rock? Ya no retengo).
TL: Ahhhh yaaaaa (¿Patito qué?) ¿Y va a haber juegos o algo? (O es que ahora las niñas hacen pilates en sus cumpleaños? ¡¿eh?!)
N: ¡Ay claro! Va a haber un show de magia y también un mimo que hará globoflexia (Imagino que "globoflexia" es hacer perritos con globos, pero me abstuve corroborarlo con la cumpleañera)
TL: Ay qué chévere y algún payaso no?
N: No Tía Lauris, mi mamá no ha contratado payasos. Lo que va a haber es un clown (?).
TL: Ay qué bonito, tómate mucha fotos y me mandas ¿ya?
N: Ya tía, yo le digo a mi papá y al tío Víctor.
TL: Pásalo lindo y portate bien. ¡Chau!
N: MAMAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, MI TIA LAURIS QUIERE HABLAR CONTIGOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

(*) Y tu Tía Lauris.


-------------------------------
Duodécima Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

lunes, noviembre 17, 2008

How delightful.

A diario escribo algunas cosas para Argentina y eventualmente me toca editarlas para Chile. Es divertido aquello de trabajar de manera dual, aunque es un reto siempre. Lo que yo suelo hacer, y por ello me siento inventora de la pólvora, es buscar recursos, sinónimos o usos locales que me permitan “decir” lo que quiero y que se me “entienda” en cada lugar (las comillas de este párrafo no son necesarias pero me da pena sacarlas ¿?).

A lo que voy es que este trabajo es entretenido... o sea, es como jugar sudoku porque en verdad me toca pensar pero a la vez la paso bien. Además, me hace sentir de toda moda porque soy una peruana que vive con colombianos y trabaja en un medio argentino donde algunos productos están hechos para chilenos (¡vamos con la globalización!)

El otro día me encontré con el reto de conjugar de la mejor manera la palabra "deleitar". Aparentemente sencillo:

deleiTAte para Argentina / deLÉItate para Chile.

Pero no.

La palabra deleiTAte me sonó bien para el texto argentino que escribía, había ritmo y me creía lo que estaba leyendo pero... la versión chilena, deLÉItate, no me gustó. Me pareció una sobre promesa, me sonó a “nadie se deleita con algo así” (Yo suelo hacer estos juicios sociológicos de valor todo el tiempo y, claro está, sin sustento alguno).

Quería algo diferente. Algo que me hiciera sentir un poco como la mamá engreidora que le hace papas fritas a un hijo y puré de papas al otro (contrario a la Mamita Olga, que ante cualquier antojo nuestro respondía, sabiamente, “esta casa no es un restaurante” y por eso todos sus retoños comemos todito, todito, sin hacer malacrianzas y con mucha prestancia).

Acto seguido, le pedí ayuda a mi amiga la manzanita mordida para buscar un sinónimo para “deLÉItate” que me complazca: Yo no sé si fue la MAC (que es oh, tan creativa), si fui yo (que me patina MAL), si es que esta computadora tiene virus, si los de TI me están jugando una broma o qué, pero esto fue lo que me salió como alternativa de sinónimo:


Creativo el WORD for MAC ¿no?

-------------------------------
Undécima Aventura del Pezweón


quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

domingo, noviembre 09, 2008

MACabro desenlace.

Siempre me han llamado la atención los exámenes psicológicos previos al ingreso a un nuevo lugar de trabajo (de los psicótecnicos nos encargaremos en otra oportunidad). Nunca me contaron los resultados de ninguno. Nunca supe si las manchitas a las que les vi forma de flores, puertas, pajaritos y parques arbolados significan algo en específico. Tampoco me dijeron si seguí las series correctamente o si el árbol / animal / persona bajo la lluvia que dibujé estuvo a la altura de los estándares que, las empresas a las que pretendí ingresar, deseaban. Recuerdo una vez que me dieron un papel lleno de dibujitos que debía terminar... y por algún motivo, de 15 cuadraditos con gráficas a medio hacer, la que suscribe completó la mitad con botellas de vino, copas de apple martini (¡¡dibujé la tajadita de manzana dentro de la copa!! jajaja) y demás bebidas espirituosas. Luego le conté a la Mamita Olga y ella estaba bastante preocupada por la vida licenciosa y libertina que su menor hija podría estar dando la impresión de llevar (¿Se entiende? Está claro que su menor hija no lleva esa vida. Lo sabe la Tía Lauris. Lo sabe la Mamita Olga. Pero... ¿Y la gente de la consultora qué podría estar pensando? ¿eh? ¿¡EH?!).
Todo esto viene a cuento porque en el último examen que me hicieron para entrar a laborar donde hoy me hallo, me pidieron que me dibujara a mi misma justamente trabajando. Y yo me dibujé sentadita en un coffeeshop (y digo coffeeshop porque hice un cartelito que decía: "Coffeeshop". ¿?), escribiendo en una laptop y claro, tomando café (¡Uy pero qué chambera! ¡Jajajaja!). Del mug cafetero salía humito, en mi cara había una sonrisa y la compu tenía una manzanita mordida en el lomo y una hoja de word en la pantalla (Mi nula perspectiva para el dibujo -y en general, para la vida- volvió un reto esto de lograr que se vea el lomo y la pantalla de la compu, al mismo tiempo. ¿Qué hizo la Tía Lauris? Dibujó la pantalla "en primer plano" y el lomo -con la manzanita mordida- lo hizo "reflejar" en la mesa. Acto seguido, en el párrafo donde uno describe el porqué de los garabatos que hace, expliqué que el cafetín en el que estaba era un lugar ¡muy limpio! JAJAJAJA). Además de todo esto, dibujé un ventanal que daba a una calle bonita, donde se veía un parquecito, autos, tiendas, chicas corriendo y chicos paseando labradores (el dibujo era sólo a lápiz, pero, según yo, "se notaba" que los perritos eran "golden". ¿?). La cosa es que, pues, me contrataron y me dieron una MAC. Lo gracioso es que yo en casa tengo una laptop de Hewlett Packard y, en la vida laboral y personal, he usado siempre PC. No tengo idea de cómo se usa una MAC. Necesito un click derecho. ¿Dónde están mis shortcuts? ¿Por qué si en el teclado existe "Control" y existe "B"... tengo que hacer "Manzanita" y "F" para buscar un texto en word? Ah, y ¿por qué le llaman "Manzanita" a la tecla que tiene un "Trebolito de 4 hojas"? Y, sobre todo, ¿por qué tuve que dibujar una manzana con un mordisco en el lomo de la compu? Maldita sea.
---------------------------------
Décima Aventura del Pezweón ----------------------------------
quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

miércoles, noviembre 05, 2008

Y entonces pensé.

Uno está trabajando, concentrado. Y, al otro lado del mundo, ocurren episodios como este:

Srta. C: ¡No sabes!
Tía Lauris: ¿¡Qué!?
Srta. C: Estaba viniendo a mi casa, y recordé la Cosmopolitan en holandés que me dijiste que leyera para practicar mi dutch. Entonces, bajé al centro para ir al "Wong" (No sabemos cómo se llama el supermercado al que va la Srta. C) y comprar la revista y tomates -que ya no tengo- y huevos –que se acabaron también- pero mientras iba hacia allá, recordé que Anselm (el novio) no tiene paraguas –porque la vez pasada le compré uno pero la verdad era el más barato y, pobre, ya se le rompió-
Tía Lauris: Ja, ¡¿y?!
Srta. C: …entonces pensé que era mejor pasar por el “Falabella” (No sabemos cómo se llama la tienda por departamentos a la que asiste la Srta. C) para comprar el paraguas de Anselm –o sea, esta vez si uno carito para que no se rompa pues- y estando en “Falabella” pensé en comprar un cubrecama –porque yo el otro día dije que iba a comprar uno y Anselm se puso contento porque la verdad si necesitamos uno bonito- y entonces entré “más profundamente” al “Falabella” buscando alguna ofertilla conveniente…
Tía Lauris: Ajam…
Srta. C: …ay, ¡Y vi unos jeans! Entonces pensé, “pucha, necesito un jean… pero, ¿me quedará bien?” y lo que hice fue coger uno bien lindi para llevarlo a casa y probármelo bien y que Anselm me de su opinión. Y bueno, de ahí subí por el cubrecama y ¡¡¡vi unas pijamas lindas!!! Entonces pensé, “¡ay! Necesito una pijama” –o sea, en verdad necesitaba algo tipo camisón, entre “normal” y “sexy”- y escogí uno y venía con calzón y sostén ¡Estaba en oferta!
Tía Lauris: …
Srta. C: Y bueno, cuando llegué a los cubrecamas ya había gastado 70 euros y me pareció que era bastante entonces pensé “mejor no” y bajé y compré el paraguas de Anselm y de ahí me fui al “Wong” y compré los tomates y huevos, pero ya no la Cosmopolitan en holandés porque “ya mucho” –¡Es que ya eran como 90 euros!- y entonces pensé: “En verdad, la Tía Lauris le ocasiona daños graves a mi presupuesto”.
Tía Lauris: ¡¿Cómo logras que TODO eso sea MI culpa?! ¡Qué tal conciencia!
Srta. C: Ya fue.
Tía Lauris: ¿?

---------------------------------
Especial Post-Halloween del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

martes, octubre 28, 2008

El ingeniero.

Cantaban los pajaritos (esos que siempre silban a la mañanita y despiertan al sol) y el ingeniero (aka Papito Alfonso) llegaba de una Feria Departamental en Ayacucho. La primera en bajar a recibirlo fue la Mamita Olga, mitad porque lo ama y mitad porque sabe que él estaba llegando con una encomienda, de esas que si no las pones en el freezer de inmediato, se pudren. ¿Que qué es una encomienda? Lo desasno querido blog-leyente: La encomienda es, generalmente, una caja con olores fuertes (muy fuertes) a perejil, la misma que contiene algún muertito fresco (de esos que por casa se comen con esmero). El Papito Alfonso casi siempre llegó de sus viajes con encomiendas que él mismo se encargó de empaquetar como si de un bebé, envuelto en perejil, se tratara. En aquel sábado de gloria (porque estábamos en plena Semana Santa) y en aquella magna residencia samborjina (cargada de prestancia), la Mamita Olga retiraba los perejiles de intenso aroma, haciendo apuestas consigo misma acerca de qué encontraría detrás de tan olorosa yerba. ¿Será alpaca? ¿Será carnero? ¿Será lomo fino? Hmmm... frío, frío.

Entre quesos serranos, papita huamantanga, choclito "de verdad" y demás yerbitas protectoras que pedían clemencia inmediata ¿Qué encontró la Mamita Olga? Lo mejor del mundo: Una docena de cuyes regordetes, probablemente obtenidos en alguna de esas tómbolas ayacuchanas, donde uno puede perder hasta lo que trae puesto comprando cientos de tickets con la esperanza de ganarse un pollito con moquillo (Si me habré ganado más de uno en mis épocas escolares de ludópata tombolera).

Por su parte, el Papito Alfonso aseveró que los "guinea pigs" (hoy en día tan temidos en el mundo SouthParkiano), se los había regalado una mamacha que no usa forrito porque "pa-qué" y que pensaba que él era un curita gringo (mucha gente cree que el Papito Alfonso es cura, es que tiene cara de "cura". ¿Cómo haríamos?). También nos dijo que le explicó a la mamacha que él era puneño y que si tenía la barba rubia era porque el sol serrano se la había quemado, pero que la mamacha sin forrito no entendió razones y por eso a la residencia samborjina arribaron 12 cuyes y 1 ingeniero (los cuyes por delante, literalmente). Aquí por casa sospechamos (o más bien, estamos seguros) que los pobres cuyes no se los regaló nadie y que probablemente los mató el ingeniero mismo, pero la historia de la empollerada comando es mucho más divertida y es la versión que conservaremos para la posteridad. Porque el picante de cuy que se almorzó esa tarde estuvo delicioso, y además, porque el Papito Alfonso es imposible de olvidar.


--------------------------------------------------------------
Novena Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

martes, octubre 21, 2008

Nam Myo-ho Renge Kyo (*)

Empecé en un trabajo nuevo. Esto es bueno y malo. Es bueno porque pasar "al otro lado" era algo que quería hacer. Y es malo porque me toca re-acostumbrarme "al otro lado" (Yo no siempre trabajé en agencia de publicidad... tuve un periodo oscuro, sinuoso y atiborrado de trampas y trincheras, en el que fui... gulp... "cliente" ¡Oh!). Aunque... no es que hoy sea cliente ¡No! (jaja) sino que, es diferente trabajar en otro tipo de empresa que no sea una agencia, así continúes siendo diseñador o redactor, como es mi caso. Aquí, seguramente, empiezan las murmuraciones clásicas (casi puedo ver los ojitos enrojecidos del soltero predilecto de la blogósfera, mi querido Peregrino jajaja): que los publicitarios somos ególatras (yo soy narcisa desde la placenta, mi profesión no tiene nada que ver), que somos engreídos (yo no soy engreída, sólo necesito que me traigan 3 opciones de todo jajajajajaja), o que nos vestimos gracioso (esto es una inexactitud. Gracioso es zapatos negros y correa marrón. Gracioso es un peine de plástico en el bolsillo. Gracioso es una camisa de manga corta en un matri. Eso es gracioso. Si me visto moderno, eso no es gracioso, es moderno. Duh.). Ya me fui por las ramas. ¿En qué iba? Ah, el cambio. Ocurre que ahora trabajo en un great place to work. Un lugar bonito, con gente bonita y mobiliario bonito. Esto me estresa. Yo soy ácida. Si te caes, me río. Si te duele, me río más. Si te rompiste algo, mi risa puede durar semanas. Claro, te voy a ayudar a levantarte, me darás pena, te llevaré a la clínica. Pero me reiré. En mi nuevo trabajo es políticamente incorrecto mofarse de la tragedia ajena. Además, uno no puede sacarse los zapatos para trabajar más cómodo (Había perdido la perspectiva del tiempo que llevaba trabajando cala-pata). Y, no lo he intentado, pero creo que sería mal visto si salgo a almorzar y me tomo una cervecita (o bueno, dos). (Igual, nunca supe si en mis otros trabajos esto era "bien visto"... o sea, nunca me ampayaron. Jajajaja).
Ahora, más allá de todos estos cambios, estoy bastante contenta con el nuevo lugar. Hay máquinas de café y gaseosa, ¡gratis!. Y también te dan una llavecita con plata para sacar, de otra máquina, galletas, alfajores y demás dulcecitos tan engordantes como sabrosos. Aunque... hoy caí en cuenta que tendré "un problema" en el futuro. Resulta que en la Argentina hay una tradición bizarra que consiste en que, el día que cumples años, debes llevar a tu trabajo medialunas para todos tus compañeros. O sea, no es como en mi país donde a uno lo llevan a almorzar dado que es EL AGAZAJADO. No, no. Aquí, uno agradece los saludos cumpleañeros ofreciendo pastelitos a todos. Yo antes no me había sentido afectada por esto dado que trabajé en empresas pequeñas en Buenos Aires, entonces, el evento medialunero no podría haber causado desbalance alguno en mi per sé mellada economía, ni mucho menos. Pero ahora... observo con pavor la llegada de mi próximo cumpleaños ¿De dónde voy a sacar 150 medialunas? O sea, si sé de dónde pero... ¿Cómo las llevo? ¿Me tengo que levantar más temprano y luego meterme al subte -cual Ekeko- con mis masitas envueltas? Esto me estresa.
(*) El título es prestado de un mantra budista que sirve de saludo al Sutra de Loto. Jajaja, yo sé, una roca. Pero como estoy estresada, poner títulos budistas a mis posts, me relaja.
---------------------------------------------------------------
Octava Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

jueves, octubre 16, 2008

Cualquier cosa.

Locación: Comedor de la Residencia Zaferson.
Ágape venidero: Onomástico de Víctor, mi único y genial hermano.
Cantidad de Interrogantes: Una.
Interrogante austera: ¿A dónde iremos por el cumple de mi bro?
Posibilidades de respuestas: Miles.
Respuestas que se dieron: Millones.
Interrogantes austeras resueltas: Cero.

Tía Lauris: ¿A dónde vamos a ir a comer mañana por el santo de mi hermano?

Mamita Olga: Ay no se hijita ¿Ya coordinaste con tus hermanitas? Organízalo pues. (En casa existe la leyenda urbana que dice: Si es comunicadora "le gusta organizar cosas")

Tía Lauris: No, no he hablado con ellas. Hermano, ¿Qué quieres comer?

Víctor: Cualquier cosa.

Tía Lauris: Pero dime pues bro ¿Qué cosa quieres comer?

Víctor: Ehm... cualquier cosa menos chifa. El chifa del santo de Mónica me cayó mal.

Mamita Olga: Ay si. Además, el chifa es muy grasoso. Hay que empezar a comer mas sano hijita.

Papito Alfonso: ¡Víctor! A ver préndete la tele (¡Súper metido en el tema eh!).

Tía Lauris: Entonces... ¿Qué quieres comer mañana?

Víctor: Ehm... cualquier cosa menos tallarines. Hoy día estamos comiendo tallarines entonces... "ya mucho tallarín".

Mamita Olga: Si pues. A parte muy pesado comer harinas de noche ¿no?

Papito Alfonso: ¡Víctor! Ponle al 9. Están dando Barcelona vs. Real Madrid.

Tía Lauris: No chifa, no italiana. ¿Qué cosa quieres comer mañana HERMANO?

Víctor: Ehm... cualquier cosa menos las yerbas esas que comes tú. Ni la comida cruda. Eso tampoco.

Mamita Olga: Si pues. Esa comida será para que comas tú hijita. A tu Papito Alfonso no le vas a dar eso pues ¿no? Luego viaja y le cae mal y no, no, no. Mejor otra cosa.

Papito Alfonso: ¡Víctor! ¡Cuatro pepas le han metido al Barcelona oye!

Tía Lauris: Bueno, entonces no chifa, no italiana, no japonesa. HERMANO QUERIDO ¿Qué cosa quieres comer mañana?

Víctor: Oye, TÚ haces mucho problema. ¿Por qué no nos quedamos en la casa no más?

Mamita Olga: ¡Ay no pues hijito ¿luego quién lava todo?.

Papito Alfonso: ¡Víctor! ¡Ese Ronaldinho es un crack oye!

Tía Lauris: Lo que pasa es que salgamos o nos quedemos ¡Algo tenemos que comer!

Víctor: ¡Cualquier cosa pues!

Mamita Olga: ¿Y si vamos a "El Hornero"?

Papito Alfonso: Ahí está.

Tía Lauris: Claro, pero...

Víctor: ¿Si no? Ya pues. Un sitio de carnes será.

Mamita Olga: ¡Ay si! ¡Yo tengo ganas de comer morcillita!.

Papito Alfonso: ¡A mi me piden un asadito de tira!

Tía Lauris: ...

Víctor: Oye hermana ¿Y tú que vas a pedir? Si tú no comes carne.

Tía Lauris: No sé. Probablemente pida CUALQUIER COSA.

domingo, octubre 12, 2008

Pubis angelical (*)

A propósito de contarles las travesuras de mi cabeza, recordé que hace poquito volvió a mi mente (nótese que “recordé que recordé”, es decir que apenas “recordé”… volví a olvidar. ¡Plop!) un hecho insólito ocurrido en mis épocas colegiales.

En este pasaje de mi memoria, visualizo mi rutina previa a la jornada escolar diaria y me veo peleando conmigo para levantarme, luego peleando con el Papito Alfonso para levantarme, luego peleando con la Mamita Olga para levantarme y finalmente volando al baño porque algún miembro de mi familia me alzó y arrojó hacia ese destino (Dear family: No les guardo rencor por haberme aventado a la ducha tantas veces. Si no lo hacían, JAMÁS me hubiese levantado para ir al colegio. Y es que es como todo, algunos son onanistas y otros somos dormilones. Cosas que Ocurren). Y nada, luego de bañarme, logro ver como me visto… y aquí está el detalle. Yo siempre me puse el uniforme escolar así: Blusa, chompa, falda, CALZÓN, medias y zapatos. O sea, “de arriba a abajo” (Luego crecí y antepuse el “formador” a la blusa y hasta la fecha sigo esperando la llegada de mi pubertad para poder cambiar el formador por un sostén de mujercita. There’s always hope). La cosa es que una vez fui al colegio sin calzón y yo no sé cómo pasó eso (Me tomó 3 párrafos sacarlo de mí. Todavía nos queda vergüenza. ¡Ja!). O sea, esta no es una de esas anécdotas que te provocan ternurita porque la niña de 5 años “se olvidó". NO. Yo estaba grande, de 15 ó 16 años y, de alguna forma, después de la falda me salté el calzoncito y fui directo a las medias. Como es de esperar, me di cuenta horas después -en clase de Educación Cívica con la Miss Margarita Velásquez mientras debatíamos acerca de la legalidad de la reelección presidencial- y no hice nada. Seguí en clases, fui al recreo, volví a clases, luego me quedé a entrenar ajedrez hasta las 6pm (¿Hay algo más erótico que una ajedrecista "comando"? ¡JA!), y finalmente caminé a casa... como si nada hubiera pasado. El tema es que, yo no iría sin ropa interior a la calle, o sea, proponiéndomelo. Pero mi yo impío, lascivo y enardecido de pasiones, se saca el calzón y sale a pasear. Y me parece genial. Es que yo tengo amigos que se metieron al mar, de madrugada y desprovistos de prenda alguna, y no contentos con ese hecho se dejaron tomar fotografías y las colgaron en Internet. Y nada, ahora ya tengo que replicar cuando temas así salen a colación. Lo único que lamento es no tener fotos para subir al Facebook. Para otra oportunidad.


(*) Prestado de Charly García.


---------------------------------------------------------------
Séptima Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

lunes, octubre 06, 2008

No gimas de memoria (*)

Yo nunca fui la volada del grupo. De ningún grupo, en verdad. Mi amiga, la "Srta. Y", siempre es la que se olvida todo entre las chicas del cole. Luego está "Miss J", del grupo de mujercitas del laboratorio donde trabajé (cuando era una persona seria jaja), que nunca entiende nada de lo que conversamos. Después está "la almiti gemeli (**) de la niñita de color humilde pero de prestancia", que nunca recuerda nada de nada y parece estar stone todo el tiempo (Como verán, tengo muchos grupos de amigas, y en todos hay una "volada" grado: MAL).

Todo estos hechos siguen siendo ciertos, pero, ahora que vivo lejos de todas estas lindas chicas (porque todas mis amigas son bonitas, ¡faltaba más!), pues ha salido a relucir, en su verdadera dimensión, mi hasta ahora bien taimado handicap mental. El otro día, conversando con "Srta Y" y "Srta. C" por el messenger, debatíamos acerca de mi poca memoria para las cosas. Yo, obviamente, me defendía sin sustento alguno, atribuyendo mis imperdonables olvidos a tribulaciones, desvaríos y hasta factores exógenos que poco -o más bien nada- tenían que ver con los temas en discusión. Y es que yo no olvido todo, sólo las cosas importantes. O sea, yo recuerdo todos los cumpleaños, pero se me olvida llamar. Recuerdo pagar las cosas, pero me voy sin el vuelto. Pago el servicio de lavandería por adelantado y luego no puedo recoger la ropa porque no tengo idea de dónde quedó el comprobante (Los chinitos del lavadero de la esquina ME ODIAN mal. Cada vez que entro con bolsas, empiezan a hablar en chino y YO SÉ que hablan de mí y de cómo podrían convertirme en un plato de gallina TI PA KAY).

Yo, la verdad, creo que mi hermana Claudia (a quien la Mamita Olga le encargaba que me cuidase cuando yo era pequeñita) por lo menos alguna vez me dejó caer "accidentalmente" (Aquí entre nos, yo misma me hubiese tirado por un barranco, o sea, la que suscribe se hacía la pichi 35 veces por día, jajajaja), de otra forma, no me explico cómo recuerdo con minuciosidad detalles absurdos y borro completamente temas vitales.

El otro día amanecí con un sweatshirt (o para que entienda mi hermano Víctor y mis convivientes: Suecher) puesto de pantalón. PUESTO DE PANTALÓN. ¿Me enloquecí? ¡No! Pero nunca sabré que pasó dado que no recuerdo cómo sucedió. Tal vez estaba medio dormida, tenía frío y agarré lo primero que alcanzó mi mano. O tal vez me puse una sudadera como pantalón de pijama, desde el inicio. O de pronto vinieron los aliens. Qué se yo.
La cosa es que, yo no sé en qué momento perdí la memoria, la conciencia, la razón.

(*) Prestado de don César Vallejo, exactamente del verso: "Oye a tu masa, a tu cometa, escúchalos; no gimas..."
(**) "Almiti Gemili": Exageración edulcorada de "Alma Gemela".

---------------------------------------------------------------
Sexta Aventura del Pezweón
quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

martes, setiembre 30, 2008

Técnicas de Venta en SODIMAC.

Tía Lauris: Hola, te hago una pregunta. ¿Esta piscina, qué capacidad tiene?
Vendedor: Se llena con 6,000 litros SEÑORA. Es súper grande y ahora que está saliendo solcito... ¡Ideal!
Tía Lauris: ¿Y viene con recirculante?
Vendedor: No, eso se compra aparte SEÑORA. Pero esta es una piscina ideal para el verano, parrilladas en casa... ¡Muy bonita!
Tía Lauris: Si veo... ¿Y el cobertor? ¿Viene con cobertor? ¿Y la escalerilla que sale en la caja?
Vendedor: No, eso se compra aparte SEÑORA. Pero, como le digo, A SUS NIÑOS les va a encantar. ¿Por qué no le consulta a su esposo? Ehm, ¿Señor?
Esposo (Persona extraña parada a mi lado y que por algún motivo escuchaba atento toda la conversación): ¿Eh?
Vendedor: Anímese señor, ¿No le gusta la piscina? ¡Ahora que está saliendo solcito!
Esposo: Bueno... si está bonita, pero tendría que consultarlo con mi señora... ¿Gorda?
Gorda (Persona extraña que apareció de la nada y acabó de un zarpazo con mi novel matrimonio piscinero): Si gordo, dime.
Gordo (Antes "Esposo"): No gorda, mira esta piscina que...
Gorda: Gordo, la gordita está cansada y quiere comer, otro día mejor (La gordita era la pequeña hija. Imagino que a la suegra le dicen "Gordaza" y a su periquito australiano le llaman "Gordinflón", para que los apodos familiares no pierdan la línea creativa. Bah).
Gordo: Ya gorda, la gordita es ley (A la gorda). Maestro, "la próxima" (Al vendedor. A mí ni "chau" me dijo, y eso que estuvimos casados por un instante. Así son).
Vendedor: Correcto Mister, un gustazo (Al Gordo de mi ex-marido). Y señora, ¿Se animó por la piscinita? ¡Mire que ya está saliendo el solcito! (Qué hombre tan inconsciente ¿no? ¿No ve que mi cónyuge me acaba de dejar? ¿No ve que ahora "soy sola"?)
Tía Lauris (Poniendo en práctica las técnicas de escape de la familia subidita de peso): Ehm... creo que mejor le consulto a mi esposo. "La próxima".
Vendedor: Correcto Damita, un gustazo.



A mi me parece o, ¿Este señor, vendedor de piscinas, no escucha lo que uno dice?

---------------------------------------------------------------

Quinta Aventura del Pezweón
quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

jueves, setiembre 25, 2008

Lesbic Thoughts Vol. 3

Las pistolitas no han pasado de moda por estos lares. Aunque con menos recurrencia, los balazos siguen bailando por el hogar palermitano que nos acoge. Yo no sé si es Darwin y su evolución natural o si estoy cultivando testosterona a través de osmosis, la cosa es que empiezo a estar de acuerdo con la tenencia de armas en casa, aunque sólo para algún caso de emergencia muy específico. Elaboro al respecto.

Yo tengo sentimientos encontrados con las palomas. Le tengo resquemor a las de plaza, esas que son absurdamente obsesas dada la cantidad de maicito que los turistas, abuelitos, niñitas paseadoras y gente que le compra maicito a la gente que vende maicito, les regalan con obsesión inflamada a estos pajarracos.

Ahora, a las palomas gigantes que planean bajo, les tengo miedo. Es que uno siente que vienen directo a secuestrarle el globo ocular izquierdo para luego pedir como recompensa el derecho que quedó. Y esa sensación es, cuando menos, fea.

También están las palomitas "de acto público", que me provocan inmensa pena. Pobres pajarillos, se la pasan enjaulados durante toda la premiación, inauguración, boda hippie, ágape pacífico o sacrifico págano, para luego salir aleteando desesperadas preguntándose cuál es el HIT de verlas volar al cierre de un acto. Yo tampoco entiendo.

Por último, en mi umbral palomístico se erige una variedad a la que odio (y esto van en contra de todos mis credos, dado que me gusta jactarme de odiar practicamente nada). Este tipo de pichón urbano del mal es considerado, por la que suscribe, un caso de emergencia muy específico.

Yo digo que hay que aniquilar sin misericordia a todas las palomas que, con la llegada de la siempre hormonal primavera, han convertido el bonito tragaluz del edificio donde vivo en un fornicadero del demonio con resaca. Odio a estas palomas calenturientas. Odio que se paren en fila y que esperen a los palomos casi revolviendo sus carteras (de toda moda), que combinan -por supuesto- con sus zapatitos de meretrices emplumadas que derraman pecado, líbido y perdición. Las odio MAL y deben morir.

I need a girl, pero que venga con pistola porque este finde nos reventamos a todas las plumíferas que veamos pasar.
*sigh*

Corolario Inesperado:
Hablando por teléfono con el Papito Alfonso, le cuento mis planes acerca de las palomas y, sin espantarse para nada, me aconseja: "Claro hijita, las matas y luego te las comes". ¿Qué se puede esperar de mí?


martes, setiembre 23, 2008

Hips like (broken) blenders.

Nunca fui la que bailaba lindo. ¿Vieron como siempre hay una chica en el grupo que "baila lindo"? Bueno, yo nunca fui, y tengo medio claro que nunca seré, la compañerita que danza con soltura, salero y sabor. Esa chica que ves y sabes que africano es el bembé. Mi bembé es, digamos, neozelandés. Yo asocio mi poca destreza con el baile a mis ya compartidos problemas psicomotrices. No es que sea un palo tampoco, no, no. Tengo un número limitado de movimientos que domino con holgura, pero me declaro incapaz de extender esa cantidad de pasitos rumberos pues me genera demasiada responsabilidad social, la misma que no me entusiasma adquirir. Digamos que sé dos pasos de salsa, los mismos que apresuro cuando quiero bailar merengue y desacelero para defenderme en alguna bachata. Ahora, cuando mi pareja de baile quiere dar vueltitas y hacer "un 8" a mi me sale un 37, siendo optimistas.
También sabía algún pasito de música brasilera (y esto es un GRAN mérito ya que yo no estaba viviendo en Perú cuando toda la moda AXE invadió la región. De hecho, me tocó mandar a la banca a mi pasito "Missy Elliot - Is it worth it, let me work it" para poder incorporar el "bom shi bom shi bom bom bom"); que finalmente tuve que descartar para aprender a bailar vallenato, perdiendo soga y cabra pues hasta hoy no logro bailar este ritmo y ya olvidé como bailar a la garota style.
Por otro lado, tengo un paso para bailar música negra; éste me fue enseñado por Bettina, la profesora de afro de mi hermana Claudia. En realidad no fue enseñado sino que robado. Ocurre que mi hermana se anotó en clases de danzas peruanas varias y, como yo era pequeña, pues me llevaba con ella al gimnasio donde las lecciones se daban. Es decir que el pasito lo aprendí a duras penas y observando. Nunca le pagué a Bettina y hoy aprovecho esta pequeña ventanita para decirle que su pasito "a que no me quema el alcatraz" está en mi top 5 de exitosos movimientos bailantines.
Ya deben sospecharlo, pero en este blog tenemos ganas de latigarnos y lo decimos igual: El reggaetón es una tara. Ni chocar el hueso, ni la bajadita, ni la subidita. No, no. Digamos que entusiasmo le pongo, pero cuando llega el momento de jugar al ascensor con polea y hay que subir, bajar, atrás, adelante, etc., pues yo opto por ir a la barra y pedir lo que sea, doble. O, en todo caso, irme a conversar con los punkeros o existencialistas amantes de la trova, o cualquiera que considere estos bailes pecaminosos de moda como un producto entero de Satán.
Lo curioso es que a mí me encanta bailar. También me gusta el patinaje sobre hielo. Felizmente tengo claro que a las olimpiadas no llegaré y tampoco al casting para el remake de "Dance with me".
Aquí les dejo un vídeo, realizado en las calles bonaerenses por manos profesionales, aunque no en la realización de vídeos.




----------------------------------------------------------------

Cuarta Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

viernes, setiembre 19, 2008

Laura Chávez, a la orden.

En algún lugar del mundo la gente no tira basura a la calle. Creo que es en Vancouver. Aunque me parece un escenario feliz, no me gustaría ir a esa ciudad sino sólo a visitarla y sumergirme, por un vaporoso momento, en la cultura limpísima de sus habitantes. Yo no tiro basura a la calle (La Mamita Olga me enseñó). De hecho, uso mi cartera y bolsillos como cilindros ambulantes de envolturas, tickets de colectivo y servilletas (Éstas últimas no son basura realmente, sino que víctimas de algunos escritos que no deseo olvidar. Algunos, sin embargo, bien podrían considerarlas basura. Jaja).


Aunque me molesta ver que una persona deje caer papeles al piso, soy timorata para alzar la voz y manifestar mi descontento. Algunas veces he preferido levantar yo misma el desperdicio que decir algo. Esto me pasa sobretodo cuando la persona que cometió la carencia de prestancia me dobla la talla, el peso, la valentía o si tiene cara de que puede pegarme. Me aterra terminar en el piso, al igual que el pobre papelito al que deseo ver recogido del suelo. Mi cobardía, sin embargo, a veces pide asueto y es reemplazada por la voz enardecida de una justiciera de la mugre ajena. Hay días, como el que en instantes les regalo, que llegan cargados de una entereza que regularmente me es ajena.


Después de una mañana atiborrada de trámites bancarios (que son oh, so wonderful), decido tomar el subte para volver a casa. La línea D (la que me toca usar), es la bonita de la clase. Siempre está limpia, lo vagones son modernos y bla, bla, bla. Ensimismada, encuentro un lugar y me coloco en el para viajar parada (A menos que vaya de extremo a extremo, suelo viajar de pie). Unas estaciones más adelante se coloca a mi lado una señora peinadísima, guapísima y con las manos llenas de bolsas. Mi sospecha era que venía directo del Alto Palermo, con el pecho energizado y la billetera debilitada. De un momento a otro, mi anónima compañera de vagón empieza a arrancar los tickets de sus bolsas y no encuentra mejor alternativa que tirarlos al piso. Eran varias bolsas. Eran varios tickets. Y yo, que veía desde front row todo lo que ocurría, no tuve avispe más certero que preguntarle si podía dejar de echar basura POR FAVOR.


"¿Y a vos que te importa?" me preguntó bastante mortificada.

"Entonces, avíseme donde se baja que la acompaño a su casa y tiramos papeles las dos juntas" le respondí, ya con el antifaz de SuperCívica colocado.


Para esto, y como suele suceder en casos así, las personas alrededor se quedaron en silencio y a lo lejos se dejaban oir sólo murmullos de apoyo hacia la justiciera deambulante en la que me había convertido ("Cheta chancha" fue sin duda el más divertido (1)). Fue entonces que la dama batió su peinado y dilató las pupilas para decirme cosas, presumo, bastante feas. Y yo, como todo superhéroe que se respete, debía irme pronto pues mi misión había sido cumplida (Además, la estación en la que bajaba ya había llegado. Je).


"¿Quién sos?" me lanzó con desprecio la mujer, cuando yo estaba presta a salir del vagón dejándola a merced de la novel jauría de gente aseadísima que ahí quedaba.

"Lo que no soy es sucia, SEÑORA", respondí en cámara lenta, casi en blanco y negro; yo era Uma Thurman y Tarantino me dirigía en pleno plató de "Kill Bill".


Y fue ahí cuando ella, inflamada, presionando los puños e igualita a Juan Carlos I, me dijo: "¿Por qué no te callás?".








(1) Cheta = Pituca (Pe), Gomela (Col), Fresa (Mex), Aniñada (Ecu). Y no sé más. JAJAJA.

martes, setiembre 16, 2008

Lesbic Thoughts Vol. 2

El departamento donde vivo ahora es... espacioso. No es que haya vivido antes en huecos ratoneros innombrables (La Mamita Olga llegó hasta este nivel de la lectura y ya tiene su maleta empacada para venir a ver ¿Qué pasa acá?), sino que, comparándolos con la casa de mis papás allá en mi andina patria, pues digamos que los lares que me han acogido en estas tierras gauchas han sido más bien modestos en cuanto a dimensión se refiere. Y no es que el promedio de casas en Argentina sea pequeño, no, no. Lo que es de tamaño reducido, minimizado, casi lendroso, es mi bolsillo jaja, entonces me ha tocado priorizar zona a tamaño. Todo esto fue así hasta este julio, cuando iluminada por todo lo que tuviera llama encontré el lugar donde mis convivientes y yo cohabitamos el día de hoy (Dato curioso: Cuando estamos todos reunidos y tocamos el tema "Que lindo depa tenemos", siempre se suele decir: "el depa que encontramos"... y yo, haciendo ejercicio de la prestancia necesaria, no me atrevo a desinflar el pecho de mis convivientes recordándoles QUE EL DEPA LO ENCONTRÉ YO). Y bueno, además de grande tiene algunos muebles chéveres y está pintado con colores modernos y todas las personas que van a verlo dicen "¡Ohhhhhhhhh que bonito!"
Un día, la dueña del depa dice que nos va a llevar una "mesita de centro" para la sala y entonces, la Mamita Olga que llevo dentro empieza a imaginar qué cositas ponerle y cómo decorarla. ¿Una plantita de interiores? ¿Una fuente de vidrio con piedritas de colores? ¿Una vasija con popurrí aromático? ¿Una de esas cajitas de arena con rastrillos anti stress para que la gente juegue mientras espera? Mi cabeza de vueltas y las ideas van aumentando como claras a nieve en batidora y, cuando estoy evaluando la opción de parar en la mesita a una enano contador de chistes, mis convivientes HOMBRES me sacan del encanto porque ellos ya tienen resuelto el tema: La mesita de centro es ideal para poner la computadora más grande de la casa y jugar, obsesos y sulfurados, campeonatos interminables de PRO EVOLUTION SOCCER.
I need a girl.
----------------------------------------------------------------
Tercera Aventura del Pezweón

quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

miércoles, setiembre 10, 2008

Talento es lo que hay... (*)

A propósito del post "FlashTango in Baires World", muchas personas me han preguntado si sé bailar tango. Sospecho que esto ha sido más por inercia que por curiosidad natural; y es que es un tema de asociación directa: Argentina/Tango, Suiza/Chocolates, Holanda/¿Fumaste marihuana legal?, Alemania/¿Compraste porno barata?, etc, etc. (Jajaja, esto último es una exageración mía, pero la verdad tengo varios amigos que me han comentado que los germanos tienen una industria pornográfica importante. Es más, me atrevo a decir que dificilmente hay un chico que no haya visto una peli porno de origen alemán. But then again, yo afirmo una cantidad enajenada de sandeces cada día, así que no me usen jamás como bibliografía de nada. Jajaja)

Y bueno, dado que he sido cuestionada reiteradas veces sobre la ecuación Argentina + Residente en Argentina = Baila Tango Carajo, pues les comparto este vídeo que considero resuelve la operación superior, sin necesidad de plaje alguno:
















(*) ...que comprar en algún lado ché.