jueves, octubre 11, 2007

Hoy soy lo que piensas de mí.

A todas las mujeres nos han dicho puta alguna vez. En la mayoría de los casos, sospecho, ha sido como consecuencia de una furia insana que no tuvo mejor fortuna que eyacularse de la cavidad oral de algún desorientado (No me aguanto con mi uso prestancioso del español en este primer párrafo. Déjame!). Yo recuerdo claramente la primera vez que me dijeron puta. En realidad fue de lo más divertido. Estaba trabajando (Oh, ironía jaja) en un concierto, para ser exactos en el de Carlos Vives (creo que ha sido el último que hizo él en Perú) y a mi me tocaba supervisar la zona vip, es decir que tenía que evitar que la gente que había pagado un billetón para ver a Carlitos no se comportara como delincuente común (Delincuente Común: Aventar cerveza al escenario, querer agarrarse los asientos de otra gente, pensar que el DISAL es un telo, pensar que el asiento numerado es un telo, pensar que -en general- cualquier recoveco de la zona vip es un fuckin' telo, etc). Y bueno, me encontraba yo sumergida en mis labores, cuando una chica ebria (a la que previamente le había hecho saber que el DISAL no es un telo) intenta pasar el cordón de seguridad. Yo, que la mitad de las cosas de mi vida las resuelvo hablando y la otra mitad callando, le dije que por favor se quedara detrás del cordón. La chica, en su ebriedad, me reconoció como la culpable de su reciente coitus interruptus (Así soy yo, publicitaria, vegetariana y caga la rumba. C'est la vie) y, al ver que le estaba prohibiendo una cosa más, me jala del brazo y pega su boca abombada a mi oreja para decir: "Eres una PUTA. Por eso no tienes enamorado". Nunca entendí la relación entre no tener enamorado y ser puta, pero viniendo de quien vino le di la importancia que le correspondía (None, that is). Después, seguramente me han puteado sin que me de cuenta, así que eso no cuenta. La que si vale, es la vez más reciente. Fue hoy. Hoy me dijeron: "Lau, para mí tú eres una puta" y luego me acercaron el texto que sigue.



------------------------------------------------------

Historia de una mala palabra

Por Julio César Londoño


Mi vida sexual comenzó en los diccionarios. Un día, en la misa dominical, el sacerdote tronó desde el púlpito contra la sodomía, "­esa pasión insana que infesta aulas y cuarteles—". Por supuesto corrí a la S. Allí estaba: sodomía: concúbito entre varones o contra el orden natural. Etimología: de Sodoma, antigua ciudad de Palestina donde se practicaba toda clase de vicios torpes. No entendí nada. Busqué concúbito: ayuntamiento carnal. Bueno, carnal ya era algo, pero ¿ayuntamiento?: acción y efecto de ayuntarse. Mi paciencia se estaba agotando. Subí la columna. Ayuntar: tener cópula carnal. Omitiré aquí, en favor de la brevedad, la pesquisa de cópula y mi perplejidad al tratar de imaginar relaciones contra natura entre el sujeto y el predicado, para llegar a mi asunto, la singular historia de la palabra puta. Años después, ya era un hombre maduro, llegó a mis manos el Diccionario etimológico latino-español de Commeleran, un coloso en octavo de 4.500 páginas impresas a tres columnas con entradas en latín, acepciones en castellano, ejemplos de uso tomados de los clásicos latinos de la Antigüedad, y rastreo del origen de las palabras por el griego, el árabe, el hebreo, el arameo y el sánscrito, en caracteres vernáculos. Es la vulgata de la etimología, el sueño de cualquier cajista, y mi único bien de valor. Lo abrí con reverencia y, cuando llegué a la P saltó el cazador que tenía agazapado desde la infancia en algún repliegue de la corteza inferior, zona cerebral que compartimos con los reptiles, y busqué Puta: Pensar, Creer, Destreza, Sabiduría. Quedé sorprendido, claro, y me di a investigar la causa de tan extraña mutación. Encontré que el verbo latino puto, putas, putare, putavi, putatum, procedía de un vocablo griego, budza, que significaba sabiduría hacia el siglo VI antes de Cristo. Aunque ya Grecia podía jactarse de Homero, Pitágoras y Heráclito -y se preparaba para inventar el espíritu de Occidente-, también incurría en la esclavitud, el desdén por la experimentación científica y la subestimación a las mujeres. En Atenas ellas carecían de los más elementales derechos. Cuando una matrona ateniense moría, se le colocaba un epitafio indefectible: "Cuidó los hijos e hiló el telar". Una señora no debía asistir a fiestas, así se realizaran en su propia casa. Desde una cámara contigua al salón de los invitados podía escuchar la música, seguir las conversaciones y fisgonear un poco entre las cortinas, ¡faltaba más!, pero le estaba prohibido ingresar al salón, que estaba reservado a los hombres, los músicos, los sofistas y las hetairas -flores de la noche- máquinas de placer. En Mileto la mujer sí era apreciada, quizá porque allí el homosexualismo masculino no estaba tan extendido ni era considerado tan de buen tono como en otras ciudades griegas, especialmente en Atenas. En Mileto, la ciudad de Thales, el geómetra, las mujeres podían asistir a las academias y participar de la vida pública. Pero Atenas era, pese a todo, el centro intelectual del mundo Egeo y a ella peregrinaban filósofos, artistas, retóricos y bohemios de toda Grecia. También las mujeres milesias tomaron el camino de Atenas. Habían aprendido en su patria artes y ciencias, y en los caminos, el amor. Los atenienses quedaron maravillados de estas mujeres que además de bailar y cantar conocían de historia, astrología, filosofía o matemáticas; con las que se podía reír antes del amor, y conversar después. Para sus esposas la fiesta fue entonces más triste. Estaban acostumbradas a que las hetairas les robaran por una noche el cuerpo de su marido, pero estas sabias, estas budzas, les estaban robando para siempre también el corazón. Toleraban sus retozos, pero verlo reír y conversar con otra es más de lo que una mujer puede soportar. Entonces la palabra budza, que era noble y antigua, comenzó a tomar en los celosos labios de las matronas entonaciones ásperas y significados maliciosos."Sabihonda". "Sabida". El fonema beta, suave y bilabial, se endureció en una pi también bilabial pero explosiva, pudza. Luego, como si no fuera suficiente, como si el nuevo vocablo no tradujera bien todo el odio que albergaban, se fue haciendo más fuerte, marchó a Roma en libros y viajeros, y cuando llegó ya no era una palabra, era un escupitajo: ¡puta! Significaba, hacia el siglo I d.C. sapiencia y meretriz. (Meretrix era el término culto usado entonces para designar la mujer liviana. El vulgar era lupa, loba. De aquí el nombre de lupanar que daban los romanos a las casas de placer). Pero como en Roma no se fingía la virtud, la segunda acepción cayó en el vacío. En la sintaxis latina -lógica y sucinta- la expresión mujer puta era un cándido pleonasmo. "Basta con decir romana", aconsejaba Cicerón. Y así, por una de esas paradojas del lenguaje, la palabra que se había degradado en Grecia, una nación virtuosa, recobró su majestad en Roma, capital del vicio. Y luego, por una traslación semántica frecuente -del efecto a la causa- puta pasó de sustantivo a verbo, de sapiencia a pensar, y perdió toda connotación moralista. Pero siguió viajando con las legiones por los caminos de piedra del Imperio, llegó a Hispania, resonó en posadas y alcázares, la sopesaron oídos moros y cristianos, la repitieron juglares y guerreros que inventaban el castellano con jirones de árabe, latín y lenguas iberas, la conjugaron con aplicación bachilleres y cortesanas, la discutieron gramáticos y retóricos, se estremecieron al oírla, sin saber por qué, ancianas y doncellas, la gritaron, por el sólo placer de paladearla, truhanes y señores hasta que el pueblo todo, autor de lenguas y dueño de famoso oído, ignorante por supuesto del griego, del latín y de toda esta historia, intuyó el verdadero significado de la palabra adivinando en ella un odio remoto; percatándose de que no evocaba, al escucharla, la sabiduría; que no había relación musical entre el significante puta y el significado pensar, y comenzó a utilizarla primero con malicia, con ironía griega, y luego con fuerza, como látigo -puta- para censurar mujeres generosas, sabias en lides de alcoba. La palabra había encontrado su verdadero y único significado.

36 comentarios:

jocho dijo...

usted califica como las putas del comienzo de la narración en rojito, una mujer culta y asombrosa xD

El Rojo dijo...

Increíble que a alguien se le pueda ocurrir tener sexo en un DISAL (QUÉ ASCO!). Definitivamente no tiene tanto caché como tener sexo en el baño de un avión de American Airlines.

Laura Zaferson dijo...

Jocho...tan lindo, gracias!

Rojo... y aplica sólo AA o también las demás líneas de la alianza One World? (¿?)

George dijo...

qué origen tan interesante.

la otra vez iba subido al micro de regreso a casa. dos niñas, que seguro seguían en la primaria conversaban sobre alguien más, "esa es un puta" decia una, a lo que la otra respondía "si, ya lo sabía... es una puta"

habrá decirles que lean su prestancioso blog.

Hijo de Thor, sobrino de Messner. dijo...

a no olvidarse, eran putas cultas pero putas al fin, el cambio es entre la puta grasa y la puta culta. y si consideramos que la palabra puta equivale en el uso cotidiano a la ramera asi que puta al fin. igual debo reconocer que nunca se me habria ocurrido que la palabra puta venia de putas del latin que tan bien conocia, linda, sabia y generosa, doña ud es toda una puta :)

saliendo del anonimato dijo...

... "quedaron maravillados de estas mujeres que además de bailar y cantar conocían de historia, astrología, filosofía o matemáticas; con las que se podía reír antes del amor, y conversar después"...
Aaaaaala. bien sabia eres tia!... y además, bailas y cantas!

El Rojo dijo...

Bueno, de hecho que no es lo mismo hacerlo en AA, en United, en Iberia o en Varig que hacerlo en Taca o en Gol.

peregrino dijo...

Mmmm, me cuesta me cuesta pero es cierto.... ahora bien, la primera acepción de la palabra ha muerto, por lo tanto hay que tener cuidado al momento de usarla, ya que no puedo ir con una laptop señalando tu blog intentando defnederme de chachetadas por decirle a mis amigas que son unas putas.

Nos leemos.

Anónimo dijo...

Ese fue el concierto al que podías llevar a alguien y no nos llevaste?... BITCH.

Anónimo dijo...

Xq alguien se excitaria en medio de un concierto de Carlos Vives?... y si ya venia "con viada la cosa"... xq fue?... no hubiese sido mejor irse a tirar o no ir al concierto y quedarse tirando?... Xq la tipa paga VIP y se va a tirar a un baño público de 1x1?
EN VERDAD NO ENTIENDO LAS EXCENTRICIDADES DE ESTE TIPO DE GENTE!. Y.

P.D.: VERDAD QUE A ESE CONCIERTO NO NOS LLEVASTE! ERES UNA BITCH!.

MissLima dijo...

bien largo el texto. No la hago. Pero confio en tu buen sentido de autocritica. Eres una puta amiga. Salud!
PS: no las llevaste al concierto???

MissLima dijo...

que bitch eres

P&S Blog dijo...

Este post me ha dado en la yema del gusto, me refiero al gusto por la etimologia de las palabras y más aun de las vulgarizadas a extremo.

Saludos

Daniel S

Margee dijo...

No me volveré a enojar cuando me digan tal adjetivo calificativo.
Asi que seamos putas lauris.

Jassy dijo...

Miss Lima no es puta, jijijij
Todos los dias se aprende algo Lauris gracias por ese texto tan ilustrativo.
La preguntita es...de acuerdo al texto, claro ¿Tu te considerarías puta?

alfredo dijo...

optimista!










a esta hora veo colores y solo pude con tu parrado

me quedo con la duda

ademas

soy un pastrulo de la vida no?

asi que lo que tu digas esta bien

:)

Dragón del 96 dijo...

No sé, yo no te llamaría así ahora ni en la antiguedad. Ni aunque me interrumpas el acto sepsual.

Slaudos.

Mariella M dijo...

Uhmmm... creo que todavía no me puedo acustumbrar a que me digan así jejeje

Flucito dijo...

Ya te han puteado mucho en este post, así que no seguiré con la rutina establecida.

Muy ilustrativo el texto... Y, de acuerdo a las últimas línes del mismo ¡BENDITAS SEAS LAS PUTAS!

Pero... ahora puta es cualquiera, no sólo las sabías en lo que los placeres de cama refiere.

MissLima dijo...

De pronto senti la incontenible necesidad de gritar: Yo tambien soy puta!!!

Jose Despistado dijo...

Holas, hace un tiempo leo tu blog, pero recien comento. que buen post...bueno, a las putas de ahora les queda muy poco de la connotacion original, creo, no? Por otro lado, creo que no seria buena idea ir por ahi diciendoles a mi vieja, abuelita, amigas y demas: son unas putas!! felicitaciones!!

Pregunta: y si nos dicen putos? debemos sentirnos homenajeados, o esa viene de otro vocablo?

MissLima dijo...

Los hombres casi siempre se sienten homenajeados cuando les dicen putos, darling.
;)

Bichita Curiosa dijo...

Bueno, pero según ese texto, budza = sabiduría, puta = puta, así de simple, que derive de esa palabra es una cosa, que signifique algo parecido otra, al final la palabra se recontra modificó y el significado también.

A todas nos han llamado putas alguna vez, usando mal esa palabra claro está. Como esa chica que mencionas que te dijo puta por que no la dejabas pasar y le habías arruinado el plan, sólo por decir algo ofensivo lo dijo, ahora ya hasta cambió de significado, puta ya no es sólo la que se acuesta con cualquiera por plata u otros beneficios, sino también la que te prohibe algo, la que te contesta mal, la que habla mal de tí, la que coquetea con tu ex o algún amigo, etc etc etc

Así que, decirle "puta" a alguien, sigue siendo algo ofensivo, desde mi punto de vista.

Saludos!!! bonito blog :)

digler dijo...

eso quiere significa que ya le puedo decir a mi jefe que es un hijo de budza...

Reivajss dijo...

pero quién no sabe que robas corazones en secreto?.. el adjetivo es lo de menos...

ya me dieron ganas de decirle puta a una amiga... aunque apuesto a que me cae combo antes de que lo explique

Mi Chebas dijo...

Puta madre! ni puta idea...

(Sabia madre, ni sabia idea) es cierto!!

Mewpher dijo...

asi que significa eso... nunca me lo hubiera imaginado jeje soy sincero un par de veces me dio curiosidad de saber que significaba realmente jeje

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

Si ese fue el significado de PUTA entonces Pitagoras, Homero, Da vinci, etc han sido unos putos y Ud por darse el tiempo de investigar y sre muy intelignte tambien es una PUTA. En estos comentarios ya varios le estan diciendo así, por lo que ya tiene mucho porque sentirse feliz jaja, Saludos

El Dueño de los Cajones dijo...

la más señora de todas las putas
o la más puta de todas las señoras?


muchos saludos, siempre tan interesante leerte!

Maiz dijo...

a mi nadie me dijo puta alguna vez....
que aburrido mi trabajo!!!
jajaja

Laura Zaferson dijo...

George… por favor se lo encargo.

Thor jr… viniendo de ti, tremenda putaza, me siento halagada. 

Saliendo… jajaja pero no vengo con accesorios!! JAJAJA.

Rojo… jajaja… a mi en AA me trataron maaaal.

Pere… pero por favor!! Usa tu celular y accede a la versión WAP de CQO. ;)

Mori… jajaja… SI!!

Ytala… jaja “esa gente”… NO SEAS RACISTA! Jajajaja. PD. Yno… no las lleve!!

MissLima… No las lleve al concierto porque yo tenia que TRABAJAR en el… AY!!!

Daniel… muchas gracias. :D

Margee… Yeeeeeh!

Jassy… Linda pregunta… pues la verdad… yo creo que me falta para merecer tamaño halago…. Pero para gustos se pintan colores. ;)

Alfred… NO ALFRED. Lo que tu digas es lo que esta bien. 

Dragon… que rayos es el acto sePsual??? JAJAJA

Mariella M… ya te acostumbraras. Jaja

Flucito… benditas, benditas.

MissLima… JAJAJAJAJA… Dale, estas en tu casa.

Despistado… bienvenido! Bueno… tambien vale decirle puta a un chico. Puto es otra cosa. 

MissLima… oe ya deja de comentar en el mismo post!! JAJAJAJA.

Bichita Curiosa… Gulp… pls no racionalices el post! Deja de ser divertido!! :D

Digler… si es puta, es puta. 

Reivajss… uy… no sabia que robaba!!

Chebas… indeed.

Mewpher… se aprende algo cada dia.

Frank… y si, contenta estoy.

Cajonero… igualmente querido!

Maiz… ya te tocara! ;D

El Doc dijo...

¡Qué maestro este post, mi estimada!

Rafo León dijo...

No tenía ni la más sabia idea de que conocía tantas mujeres TAAAN SABIAS...
Y sobre el disal...bueno, en el Perú cualquier sitio es un telo...el Perú es un telo...¡y al alcance de todos!

Antonio dijo...

Que te diré Laurita, yo he conocido mujeres cultas y asombrosas q algunos llamarían putas.

Laura Zaferson dijo...

Antonio, el namecalling es un deporte que todos practicamos. Algunos con más destreza que otros. Es como todo. :)

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, saludos desde Panama!