viernes, diciembre 18, 2009

Betty Crocker can suck it.

Ir al supermercado es algo que disfruto y soy dócil para adaptarme a las diferentes metodologías de cada cadena  comercial.

Están las que te pesan y embolsan las cosas;
las que te piden pesarlas en la caja al momento de pagar;
las que te cobran menos pero esperan que hagas todo tú solo;
y las que vienen con su yapita más.

Las amo a todas. Me encanta ir a comprar productos de primera y última necesidad y, si fuera cerdo, sin duda mi chiquero estaría correctamente embarrado de puras marcas blancas de autoservicio detallista. Ahora, la única cosa que no me gusta de ir de compras es hacer la cola para pagar. Yo espero que cuando todo sea aún más adelantado, llegue el momento en el que una mente se ilumine -no será la mía- y cree un calculador de gastos que vaya insertado en el cochecito de shopping. O sea, uno va tirando leche, papas, cereales, desodorantes, depilatorios, protectores diarios, zapallos, choclos y yogures probióticos... y en la pantalla del carrito va apareciendo cuánto estás gastando. Luego llegas a la caja -que para efectos del caso mencionado pasaría a ser únicamente un punto de check out- atraviesas tu tarjeta de crédito por un POS o depositas el dinero necesario en una ranurita loca y TE VAS. That's all folks. Cero intercambio de saludos / promociones / disposiciones de efectivo con la cajera y cero cháchara de la gente que cree que no es posible esperar en fila sin hablar.

Y nada, hoy estuve trabajando de relacionista pública de una linda y bastante amable cajera. Esta labor no me la propuse y como todo lo que me ocurre llegó caída del cielito lindo papá. Yo elegí la caja que consideré menos mala (prefiero hacer cola detrás de 1 señora que hizo mercado para el mes que ir a la "caja rápida" donde hay 20 personas con 1 chupete cada una) y cuando la cajera vio que al reloj le faltaban apenas 5 palitos para llegar a su hora de cuadre, optó por avisarme que conmigo se cerraba la caja y siguió trabajando. Los minutos pasaban y empezaron a colocarse personas detrás de mí. Yo, como representante de la cajera en cuestión, les iba informando que la caja estaba cerrada y que en mí moría la situación. Sorry. I can't. Don't hate me.


Tudo bem hasta ahí. Luego llegó un señor presuntamente sordo y ahí fue cuando se jodió todo, Zavalita.

Lauris: (señalando el cartelito que decía "Por favor pase a la caja siguiente. ¡Gracias!") Hola. Sí. ¿Sabe que la caja está cerrada? Yo soy la última que atienden. 
Presunto sordo: (sin ademán de moverse) Sí, sí.
Lauris: (pensando que en realidad no es su problema) Bueno. 
Confirmado sordo: (sonriente) Sí, sí.

Como es de esperar, una señora se puso detrás del señor que no se movía. Y luego otra señora más. Entonces tuve que volver a hablar.

Lauris: (mirando a las señora 1 y 2 y ADEMÁS señalando el cartelito que decía "Por favor pase a la caja siguiente. ¡Gracias!") Hola. Sí. ¿Sabe que la caja está cerrada? Yo soy la última que atienden. 
Señora 1: (sonriendo) Sí, sí.
Señora 2: (sonriendo) Sí, sí.
Lauris: (vocalizando lo más posible y agarrando el cartel que dice "Por favor pase a la caja siguiente. ¡Gracias!") La caja está cerrada señores. Yo pago y no se atiende a nadie más. 

Los tres me miraban como si de pronto el supermercado fuese el plató de Babel y yo la musa de González Iñárritu (Asu, qué top mi referencia. ja). Los quería matar al tiempo que pensaba que la cajera me caía muy mal porque al encargarme la misión de contener a la gente, en verdad me había arruinado la vida. Fui a ella y con señas le indiqué que teníamos tres polizontes en cubierta. Ella me sonrió y bajó el cartelito que la liberaba de atender más gente. Ay, qué linda, pensarán. Yo no creo eso. Lo que pienso es que la Miss Simpatía me hizo quedar como una desquiciada. Yo no conozco a esos 3 individuos y quizá no los vuelva a ver nunca, pero estoy segura que esta noche o mañana, le comentarán a alguien que UNA LOCA en el supermercado creía que tenía caja privada. Bah, creo que voy a empezar a hacer mercado por Internet.

19 comentarios:

Mafa dijo...

Ir al super es super, pero tratar con gente indeseable es puaj! Nada pues... qué queda 'Que bueno que ya estés en casa!

Besos

Elmo Nofeo dijo...

Debes haber caído peor que esos patanes que creen que por estar apurados toda la vía expresa le pertenece.

Alf dijo...

Si pues a veces es una joda, quedas como loca y te topas con cada quien que piensa en la luna de sus problemas o peor aun con los conchudasos; pero no estoy de acuerdo con eliminar el intercambio y la conversa con la gente, muchas veces te topas con gente agradable y si es del otro sexo mejor.
No quiero ser un numero de DNI que consume y eso es todo, no quiero una sociedad consumista y materialista, quiero gente que conversa y sonrie; con todas sus paltas como la que nos cuentas.

Rolo.

Ofelia dijo...

Comprendo perfectamente lo que te sucedió, porque me paso exactamente lo mismo hace un par de semanas. Yo trataba de hacer algo bueno por la cajera, que segurito trabaja mucho y gana poco, y me daba pena que se la pase atendiendo más alla de su deber. Pero los colados atras al menos fueron ambles contigo, y sonrieron, a mí me tocó una que me hizo una mueca odiosa. Desde entonces no voy a hacer compras, no tengo nada en mi refri.

Angela dijo...

Jaja que risa, si si, es una joda todo eso, la gente es a veces..pero son cosas que ocurren no?

Joriot dijo...

particularmente no hablo con nadie en ninguna cola y bajo ninguna circunstacia, asi me evito problemas y demás u.u solo una vez cerraron la caja después de mi y nadie se metió a la cola, es una de las ventajas de hacer compras fuera de las horas punta, o sea fuera de trabajo, clases y solo vagando por la vida se puede lograr la tranquilidad al hacer las compras =)

Yani dijo...

No será que el cartelito te lo imaginaste tía lauris?? :P

maga dijo...

A mi sí me han hecho varias de "yo soy la última que van a atender" y, resignada, me he ido a otra caja... pero mucha gente espera que por su "LINDA" cara las atiendan a como de lugar.
Welcome to Peru.

Julio García dijo...

Así pasa que por querer seguir las reglas te topas con personas que (como uno mismo muchas veces) les molesta seguirlas. Así, todos somos algunas veces los tipos de la cola que quieren quedarse en la cola, y los resignados que nos vamos a otra cola. En la otra cola demoramos más, pero nos ahorramos el papelón de que nos echen en cara nuestra falta de respeto. Aun así, cuando hay otro irrespetuoso como nosotros en la cola, toda la culpa que deberíamos tener se disipa. "Si alguien más lo hace, ¿yo por qué no?", y hacemos bronca porque ese aguafiestas nos está malogrando el día... ahh, la vida.

http://por-que-no-tener-un-pequeno-universo.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Lauris:

Leerte en este día gris ha sido genial!!! Tenía tiempo sin visitarte. Gracias por ponerle solcito a mi día.

Blue Girl

Margee dijo...

Bueno que importa, para otra ya sabes y le dices a la cajera que ella les diga, o como ellos, te haces la sorda (también me encanto tu referencia)

Saludos,

Margee

saltamontess dijo...

Suscribo todo tu drama porque, como bien dijiste hace unas semanas, parecemos gemelas separadas al nacer XD A mi no me ha pasado aún pero soy de las q lee bien las indicaciones y se da media vuelta cuando aparece el bendito cartel... Y es q como yo sí creo q la ley de murphy existe, jamás me ligaría hacerme la sorda o la conchuda...

M.

PS: Pero peores cosas pasan en el supermercado...por ejemplo, la Navidad!!! ARG!!! Villancicos del mal, me tengo q reventar los tímpanos con el volumen máximo de mis audifonos!

Anónimo dijo...

POR ESO YO ODIO IR DE COMPRAS, ES ESTRESANTE PARA MI.
MILACHA

noseasloco dijo...

FELIZ NAVIDAD LAURIS!!

Laura Zaferson dijo...

mafa... sí!! ¿tú ya llegaste?

elmo... ja, supongo que sí.

alf... pucha, pero qué flojera hablar con la gente. jaja, que mala ¿no?

ofelia... jajajja! vives del aire!?!?

Angela... y sí. :)

joriot... es verdad, le voy a decir a mi mami que haga compras en el vivanda de 24 hs. :)

yani... jaja, altamente probable.

maga... pasa en todas partes, en verdad.

julio... ¡bienvenido!

blue girl... welcome back!! :D

margee... que bueno que te gustó!

saltamontes... oye, ¿y la chela prometida? "organicémonos" :)

milacha... qué milagro que venga por acá!! :D:D:D:D:D

juan pablo... ¡gracias querido!

Alba dijo...

A mi me encanta ir al super!!!

Y pienso exactamente igual que vos acerca de las colas. Odio que la gente me hable.

El tema de la implementación de tu idea es que se perderían muchos puestos de trabajo e igual habría que hacer fila.

Siempre va a estar la viejita que no sabe pasar la tarjeta o que no llega a leer. Dado que no ve bien, se pone a buscar los anteojos en la cartera... busca... busca un rato más (la gente se acumula detrás de ella) se da cuenta que no los trajo y empieza a buscar a alguien del staff del supermercado para que la ayude...

Yo creo que prefiero el sistema que tenemos...

Igualmente creo que en USA tienen un check out express. Pasas los códigos de los productos en una máquina, te dice el monto que tenés que pagar, introduces el dinero en la máquina y listo!

Laura Zaferson dijo...

alba, es verdad... pobres la viejitas. :-S

Antara dijo...

ayyy dios, que cajera para mas pesada! si tu la ayudaste lo minimo que debio hacer fue respaldarte en tu intento de contener a los polizontes! fatal!
besos
Antara

http://www.cuestiondezapatos.blogspot.com

Laura Zaferson dijo...

¡Antara! qué lindo nick. :)