viernes, mayo 22, 2009

Última noción de Laura (*)

No me gusta etiquetar a la gente. Y no me refiero a Facebook y su aplicación de fotos (Además, no olvidar que, en Facebook, la que suscribe no etiqueta a nadie porque es una gran atorrante; lo que hace es colocarle tags a la gente; que no es lo mismo ¿vio? -Iba a poner capisci?, pero me entró la duda de si en italiano usan el signo de abrir interrogación, ergo me abstuve. Por otro lado -bastante lejano por cierto- caigo en cuenta de cuánto me gusta la frase la vendetta è un piatto che si mangia freddo y al tiempo me lleno de tristeza por mi inhabilidad para usarla; en realidad no soy vengativa y para colmo de males, prefiero la comida caliente. ¡En fin!).
Vamos de vuelta.
No me gusta etiquetar a la gente, me parece muy feo. Sin embargo, sería una mentira decir que no caigo en situaciones de esa naturaleza y sería otra jurar que no volverá a pasar. ¡Si clasificar a las personas está buenísimo! Alguna vez compartí en este querido blog un diccionario de la belleza masculina, prueba de que mi calidad de label-maker merece recibir la atención de cualquier estudiante de psicología clínica que necesite tema para su tesis. Ahora, tras años de concienzudo análisis, y habiendo estado soltera, de novia y de vacaciones (¿vieron que uno se aloca cuando está de vacaciones? vamos, no lo ocultes que tu mamá no lee este blog, you know you've been there. Un momento... MI MAMÁ lee este blog. JAJAJA), he determinado 3 etiquetas nuevas en el mundo del dating y todas van de pesado para abajo. Here we go.
  • El barroco: El dolor psicológico del hombre, en busca de anclajes sólidos, se puede encontrar en el arte barroco en general. El término "barroco" suele ser usado para subrayar el exceso de énfasis y abundancia en la decoración. ¿Cómo trasladamos esto a un hombre con el que estás saliendo? El flaco tiene issues con la madre (dolor psicológico) y, cual 2-mesino, necesita que estés pendientísima de él (anclaje sólido), le des 8 biberones por día y que ardas en aplausos ante el mínimo gugú tatá que le salga de la jeta (me en-can-ta la fonética del término jeta). Sorpresivamente, hay mujeres que gustan de este movimiento.
  • El rococó: Una de las características del estilo Rococó es sin duda la marcada diferencia entre el exterior y el interior. Mientras que por fuera veremos sencillez y simplicidad en los acabados, por dentro habrá un cambalache excesivo de fantasía y color. ¿El paralelo? Aunque este muchacho parece ser absolutamente normal; lamentablemente le patina la chirimoya como si la hubiésemos sumergido en betún de zapatos antes de lanzarla sobre el parquet. Mientras que por fuera logra un estilo que refleja algo agradable, refinado y sensual, por dentro (en su rococó cabecita) está erigiendo un composé desmesurado de planes para el futuro, de modelos de volvo, de alternativas de colegios para los chiquitines (entre tanto, la que suscribe, asustadísima, no ha logrado decidir si se pide una cerveza o un ácido muriático como primer cóctel de la noche). A las Susanitas les encaaaaaaaaaaaaaaanta este tipo de galán.
  • El churrigueresco: Se entendía por churrigueresca a cualquier arquitectura que poseyera un marcado movimiento y una abigarrada ornamentación. Aunque el churrigueresco nació en España, este tipo de hombre no es exclusivo del viejo continente. Todo indica que, junto con los conquistadores (Damn you, Cristóbal Colón), esta corriente, que en realidad es una forma reloaded del barroco, es decir, un tipo AÚN más pesado, viajó hasta América y, una noche de copas se apareó con los genes del macho latino y ahí se jodió todo. O sea, esta persona no sólo tiene issues con la mamá sino que también se guarda los de las novias anteriores. Además, no contento con 8 biberones por día y los aplausos por cada gugú tatá, cada vez que pueda te recordará que nació prematuro que está necesitado de afecto. Te llamará, mandará mensajes e e-mails, y luego te los volverá a mandar sólo para confirmar que habías rccibido los primeros. Awful things should happen to this people (and I want to watch).
Pero a mí no me gusta etiquetar a la gente.
(*) Título prestado del poema homónimo de Mario Benedetti.

18 comentarios:

Flucito dijo...

Menos mal qu ees así. Yo entiendo que es puro ejercicio publicitario...

Onimac Ocsub dijo...

Pues,... sí que eres vengativa.

Alf dijo...

De la P.T.M. tus etiquetas, muuuuy diveridas.Pero en mi caso nada que ver, no estoy en ninguna.
Yo no tengo mamitis, ni flojeritis, ni ninguna mariconada de esas. Tampoco soy dominante tipico latino y tengo atenciones especiales de cuando en cuando, pero no soy super atento.Como nos encajarias?

Rolo.

Miguel Rodríguez V. dijo...

Y yo qué etiqueta tendría????

Lemon Guy dijo...

jajaja x suerte no te gusta etiquetar x q si te gustara ay dios nos coja confesados tendriamos un tratado aqui.

Ferro (F3!) dijo...

O sea que, tú, peruana, en tu calidad de Susanita, prefieres los rococó??

iziar leugers dijo...

felizmente mi I. es minimalista.

Anónimo dijo...

sis y ferro en cual de los tres encaja ............digo no??? mera curiosidad

Joriot dijo...

no me ubico en esas etiquetas :P pero porque no haces etiquetas de mujeres tbn? . Bien ahi con el titulo :D

NeO dijo...

:o que bien etiquetas...io estudio psicologia clinica :P :P

MArio benedetti murio :(

salu2

maga dijo...

Esto de barroco, rococó y churrigueresco me hizo acordar mis épocas de cole donde visitábamos iglesias en el centro de Lima!!!
No sabía que así también se podía catalogar a la gente, pero mira qué sorpresa me llevé!!!

De por sí, odio lo churrigueresco así que si encuentro alguien así, lo asesinaré y te enviaré las fotos para que lo disfrutes =) jajaja
beso!

Adriana dijo...

Ufff pero felizmente q no t gusta etiquetar ala gente eh! ;)
Benedetti era un genio, lo amo
Besos

Daniel S dijo...

Ey Laura, ni te debes acordar pero solia tener el blog psperublog, bueno ahora ando con un alter ego, Marley el pollo, que yo más bien lo catalogo en un rocoroots osea de rococó solo los dreads y sus issues con su madre no son tan complejos como los que tiene con Babylon.

Visite y comente pe

Daniel S.

saltamontess dijo...

muy pocos items mi estimada Lau. o quizá demasiados. porque la culpa de todo, la tiene la vieja: la primera mujer que lo formó.

GINNA dijo...

JAJAJAJA, SIEMPRE ME HACES REIR.

Zangrela dijo...

pero si encasillar es chévere
jaja

El Aprendiz dijo...

Eres muy divertida, aunque no podria escucharte mas de dos minutos, leerte si, todo el tiempo que me de la vida, jaja.

Laura Zaferson dijo...

Flucito... nah, solo un escrito con amor. :)

busco camino... en realidad no!

alf... que bueno que no te encontraste en estas... buscate en el otro listado... seguro estas!

miguelito corazon... buscaste en el diccionario que va de simpatico para arriba. :)

lemon... y no sabes la etiquetita que tendria para ti jajajaja.

ferro... no soy susanita!! solo un poco dispersa como ella. :)

iziar... eso, el minimalismo rules.

sis... pues de estos tres en ninguno... buscalo en el otro listado. :)

joriot... porque no he salido con mujeres aun! jajajja.

neo... cool! :) algunas veces me dan ganas de estudiar psicologia.

maga... jajaja amo tu sadismo. jajajaja.


adriana... si, un gran tipo no?

daniel... rocoroots? ja, divertido termino. :)

saltamontes... todas a la hoguera! jajajaja No, no... mentira.

bussy querida... es pajolaza. jaja.

ginna... es un placer saberlo linda.

Aprendiz, sabes que es curioso? la gente que me conoce en persona me suele decir que leerme es como escucharme ja! :D