miércoles, julio 05, 2006

Mis Mascotas.

Siguiendo con los listados... (en donde más de un@ se ha quemado preguntándome "soy tal número no??" Todos tenemos rabo de paja, por lo visto. Provecho ahí.) Bueno, siguiendo con los listados... ahora son las mascotas de mi vida.


  1. JACK "el negro": Primero debo aclarar que todos los perros machos que han entrado vivir a mi casa se han llamado Jack. Todos. No hay otro nombre. No importa si el perro era pastor alemán, afgano o chihuaheño... Jack es el nombre. (Issues de mi Papacito). Y bueno, Jack "el negro", era un perro chusco, con cara de doberman, cuerpo de cocker y patas de bulldog (su mamá ha de haber sido una perra, eso está clarisimo). Lo que nadie le podía negar al Jack era su inteligencia... le gustaba ver televisión echado al lado de cualquiera de nosotros, pero cuando llegaba mi mamá sabía que tenía que meterse debajo de algún mueble porque el pobre negro tenía la entrada prohibida a la casa. Como todo macho al que se le da mucha confianza... el negro aprendió a salirse de la casa y regresaba cada vez mas tarde... al punto que un día volvió como a las 4 de la mañana (no sabemos si sampado)... y pucha, nadie escuchó la puerta así que Jackcito se quitó y no lo vimos más. :'(
  2. JACK "el loco": Este Jack era un pekinés... el pobre nació para faldero pero asumió su rol de "Jack" y de faldero no tenía nada... renegón desde joven (uno espera que el pekinés sea renegón de viejo... pero desde cachorro???) las cosas siempre tenían que ser a su modo. Se le enfrentaba a mi mamá (Y todos los que se le han enfrentado a mi mamá están fondeados en alguna parte), se perseguía la cola con los ojos desorbitados hasta que lograba atraparsela y lloraba pero no se la soltaba (Era medio hardcore el jijuna... He liked it rough I guess). Nosotros siempre pensamos que el loco era gay porque nunca le interesó cruzarse con nadie... pero la verdad era que el loco tuvo una pubertad atrasada y no le gustaron las perras sino hasta su mediana edad... y ahí fue cuando empezó a salirse de la casa y volvía después de horas trayendo perras y queriendo meterlas a la casa! (El loco era austero y no tenía fichas para el telo de perros supongo) Y bueno... cuando la puerta de mi casa se volvió la versión canina del Jirón Cailloma... mi mamá dijo BASTA! Este perro tiene que aprender quien manda aquí... y nos sentamos a conversar con Jack acerca de las ETS y los beneficios de la vida monogamica. El resultado: El loco se quita de la casa. No estoy para conventos, ladró. Chau Jack, nunca nos dijimos adiós. :'(
  3. PANCHA "la ruca". Una périca color verde périco, súper coqueta la jijuna... le tuvimos que cortar la alas porque se paraba largando a jardines ajenos a rukear con las palomas y jilgueros que caían incidentalmente por la zona. Esta lora era chévere, pero se le mandaba hasta con Jack "el loco", le encantaba pararse en su cabeza y picotiarle el craneo y el loco se ponía orate pues... no sé como se metía la lora a la boca y empezaba a dar vueltas por todo el jardín hasta que el sólo se tropezaba y la Pancha se quitaba cagándose de la risa. Le encantaba inquietar al Jack (Era termo mi lora). Y bueno, su relación retorcida no pudo ser consumada porque nos descuidamos y a la lora le crecieron las alitas... y nada, la Pancha se largó de la jaula y abandonó a su marido... el pobre Pancho.
  4. PANCHO "el tranqui". El pobre Pancho no debió ser Loro sino Venado. Fue sin duda el macho mas engañado de la comarca. Recuerdo que tenía unas alas hermosas pero era tan mongol que no sabía volar. Yo creo que lo vino con yaya... Se atoraba con el afrecho y Pancha lo tenía que ayudar a tomar agua. Pobre Pancho, salió falladito. Lo bueno es que conoció el amor. Pancho vivía enamoradisímo de Pancha, su conviviente (Nunca se casaron, los compramos por separado y los obligamos a vivir en pecado, y caballero Pancha tuvo que cargar con el galán impuesto). El pobre Pancho, sensible como era, no pudo tolerar el abandono de la perra de su perica... y a los pocos días que Pancha se largó, él nos abandonó para irse al cielo de los pericos. Yo creo que murió de sobredosis. (Cuando lo encontramos estaba más duro el galifardo!) Mi papi dice que Pancho tuvo cristiana sepultura pero mi hermano me dijo que lo pasaron por el water. (Que querías Pancho, si te enterrabamos, Jack "El negro" te iba a desenterrar... y no es la voz hacer chanchada en el jardín de la casa pues flaco, se conciente).
  5. GERTRUDIS "la que se creía perro". Gertrudis (cuyo nombre artistico era "Antonella" en honor a Andrea del Boca en la novela del mismo nombre), era una tortuguita alucinante. Cuando su madre la empollo (o será entortugó?) jamás se imaginó que Gertrudis iba a estar convencida de que era cualquier cosa menos una tortuga. Teniendo como único referente a Jack "El loco", la amiga Gertu empezó a dar vueltas al jardín... a tratar de morderse la cola (Le afectó bastante darse cuenta de que no tenía cola!)... echarse de panza para que la rasquen (Casi se nos murió una vez que nos olvidamos de voltearla... oops) y así varios etcéteras. Y nada, nunca le contamos a Gertrudis que en realidad no era un perro, porque nos pareció inofensiva su creencia... hasta que empezó a enfrentarse a Jack "el loco", queriendo dormir en su casa y comer en su plato. Gertrudis mordía!! Y el pobre loco no le podía hacer nada más que darse de combazos con la caparazón de la pinche tortuga. Un abuso. Lo malo que tenía Gertu era que, si bien es cierto se creía perro, hacía unos pupus de dinosaurio joven, una cosa inmensurable. Y nada, hecha la pupu, se acabó el amor. Le entregamos la tortuguita a Leo (la señora que trabaja en mi casa hace 45 millones de años). Ahora Gertu vive en Manchay y seguramente las hijitas de Leo ya le cambiaron el nombre y probablemente se llame Floricienta o algo así. Lo bueno es que en casa ya nadie tiene que limpiar pupu de dinosaurio.

6 comentarios:

Cesar Duarte dijo...

Ay Laura, me has hecho llorar con la historia de Gertrudis... que CDR...

Dragón del 96 dijo...

Si hubiera empezado a leer sin ver el titulo, hubiera creido que te referías a algunos patas.

Tu loro pancho debe ser "lindo", ¿no? (ver: hace dos posts, creo).

Asu... y a la tía Leo, ¿ya la declararon patrimonio nacional?

Anónimo dijo...

Oye! como van a pasar al lorito por el water!!!! QUE DESNATURALIZADOS.
Si no querían que el perro escarbara y se lo comiera...hacian un hueco en el parque de al frente (como mi familia) y ahí lo enterraban pues!. "SAN BORJA, DISTRITO ECOLÓGICO".
P.D.: Estoy ofendida.Ytala.

Laura Zaferson dijo...

Pancho no era lindo... pero tambien era muy monsefú. Pobre Pancho. Y mi Leo... no sólo es patrimonio nacional sino que un tesoro para el mundo! :D

Cesitar, la gertu te manda saludos. ;)

Laura Zaferson dijo...

Ytala querida... un hueco en el parque de al frente??? En la epoca que Pancho estaba vivo... lo unico que enterraban en el parque de por mi casa eran ingentes cantidades de marihuana y mas de un falsito. El Pancho jamás hubiese descansado en paz en un ambiente tan pecaminoso.

Girasol dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuu!!
asi somos todos los caninos: locos e impredecibles, que sue quieres que hagamos? asi nos quieren asi de unico somos... woof, woof