lunes, setiembre 08, 2008

Hay algo en el aire (*)

Siempre me he preguntado cómo podría comportarme ante una situación tan poco deseada como tirarse un pedo en público. Estoy en contra absoluta de los devotos del devaneo coprológico que consideran que echarse un gas es un placer impostergable que cuando se da, pues toca sólo disfrutarlo más allá de si es propio o ajeno. Ante esto digo que yo me he encontrado en situaciones estomacales lamentables más de una vez, y pues lo justo y necesario en esos momentos fue retirarse a un ambiente solitario donde poder desahogar los lamentos pépticos que tanto me arañaron los interiores del ser.

Ahora, ¿Qué ocurre cuando todos los esfuerzos de etiqueta escatológica, llevados a cabo por una vida, son puestos en tela de juicio?

Por años compartí habitación con mi hermana Mónica. Ella siempre me acusó de eventuales fugas nocturnas realizadas, sin mi consentimiento, por mi misma. Yo nunca le creí pues es sabido en casa que los embajadores del flato son el papito Alfonso y mi hermano Víctor, y siempre supuse que esa era su pequeña venganza en reuniones familiares dado lo dejada que yo era para mantener el cuarto que compartíamos apropiadamente ordenado (Es importante destacar que yo realmente no era TAN desordenada, sino que mi hermana es de las que barre “por si acaso” ¿?). Y así pasaron los años, me fui de casa, tuve convivientes, volví, mi hermana Claudia se casó y entonces tuve cuarto para mi sola, me fui otra vez, tuve más convivientes y más y más. Y aquí nos detenemos.

El otro día conversaba con una amiga de infancia y ella me comentaba que erizada podía volverse cuando su novio dejaba escapar un presidiario (Este sustantivo viene prestado de mi cuñado, quien alcanza el nirvana bautizando infinitamente sus flatulencias). Yo le dije a mi amiga que pues, le dijera al novio que por favor evitara esos episodios tan poco amables, y ella me dijo que tenía pánico de que, al hacerlo, él le respondiera algo tipo: “Lo haré cuando tú lo hagas”. Esa misma noche le conté esto al colocho y nos echamos a reír y luego a dormir.

Ya entrada la noche, no podía conciliar el sueño pues recordé con insistencia a mi hermana Mónica, a mi amiga, al papito Alfonso, a mi hermano Víctor. Angustiada, sudorosa, los ojos inflamados y la garganta con voz de medianoche, desperté al colocho y le dije, muy tímida: “Ehm… yo… alguna vez…?” y él, confuso, adormecido e impaciente, me dijo: “Sí. 3 veces desde que te conozco” y se volvió a dormir.

Aún no sé cómo podría comportarme ante una situación tan poco deseada como tirarse un pedo en público. Lo que si sé, es que uno no debe preguntar lo que no quiere saber.

----------------------------------------------------------------
(*) Proximamente, una versión sobre este tópico escrita en el blog de Schatz.


----------------------------------------------------------------
Segunda Aventura del Pezweón
----------------------------------
quién es este weon on?
es el pezweon, pezweon
un pez con un par de testículos rosados que nace de la boca de todos
tú y tus amiguitos lo nombran cada vez que terminan una frase
no, nada. Esto no quiere decir que no nade, sino que no “nada”!¡¡
no tiene expresión alguna
le pueden pasar muchas cosas y siempre tendrá la misma cara
no sonríe
no llora
no nada
flota
ése es el pezweon, pezweon


el pezweon llega a ustedes gracias a Carlos Banda y Andrea Tataje.
escríbeles a: elpezweon@gmail.com o visita la página del Pezweón en Facebook.

17 comentarios:

schatz67 dijo...

Potra,

Nuestra primera colaboración conjunta es un gas,no te enorgullece?

Por otro lado mi solidaridad con el colocho:de las bombas en su país natal ha pasado a los petardos sanborjinos en Buenos Aires.Un karma bombástico,que duda cabe.

Te oscula

Tiny

Lemon Guy dijo...

Pucha! jajaja tremendo drama osea natura a veces manda no? lo q yo hago es alejarme del lugar de hecho a la brevedad y poner cara de yo no fui

Adriana dijo...

Que roche, pero q roche... me ha pasado q se escapa uno por ahi pero felizmente no de los olorosos
Besos

digler dijo...

cuando llega el momento, pues simplemente llega y no hay forma de evitarlo...

parte de la naturaleza humana,que se puede hacer

El Rojo dijo...

No mientas, Zafer. Las mujeres no se tiran pedos.

Anónimo dijo...

Mi esposo y yo llegamos a un acuerdo hace mucho tiempo: hay que avisar antes de dejar escapar las flatulencias. Asi el otro(generalmente yo!) tiene tiempo de huir, protegerse la nariz con una almohada o abrir la ventana de par en par asi aufera hayan -10 grados. Tambien se opta por mandar al/la flatulento/a a otro cuarto(generalmente al banho) y asegurarse de cerrar la puerta tras salir porque, a veces, esas flatulencias suelen perseguir al flatulento por donde quiera que vaya(y con esto ya te diste cuenta de quien es mas flatulentO entre nosotros).

Saludos!
Lu DE(antes solo firmaba Lu pero, para no confundir desde ahora firmare asi)

Anónimo dijo...

oye lu gracias mira que mi esposa en vez de decir buenos dias s etira un pedo y por la noche too hasta me da miedo cuando se toma una gaseosa , peor yo too m los tiro en su cara (es metaforico) y nos reimos ....peor tomare tu consejos en cuenta ta bueno ...

Anónimo dijo...

sorry esposo HOMBRE VARON RECONTRA FLATULENTO MAS QUE YO ;)

El Dueño de los Cajones dijo...

Un pedo es la más sublime demostración de confianza y compenetración mutua.

Recuerda; finalmente algo tuyo queda muy dentro de él...y viceversa.
(sin contar el sexo no?)

Dragón del 96 dijo...

Yo creo que fue condescendiente, han sido mas de tres veces. Y tu has bajado ese numero a tres...

Slaudos.

Buena la tira del Pezweon!

Slau2.

saliendo del anonimato dijo...

Shhhhh (hablando bajito para que nadie se entere). Te digo algo?. Mi abue, tan sabia ella, dice lo siguiente: "Pedo Con Sueño No Tiene Dueño" ; de manera que relajate linda!.
Saluditos, prestanciosa pedona :)

Laura Zaferson dijo...

treasure, pues yo he vivido tantas bombas como él y nunca me acostumbré ni a la de mi papi ni a las que reventaban a cuadras de mi casa. :-S

lemon... pero mejor alejate antes de los hechos! no después!

adriana... obvio!! si huelen me muero. jajaja


digler... no, no... hay que tratar de evitarlo!

rojo, despiertas no.

Lu DE... no quiero imaginar lo terrible que puede ser que te persiga un pedo!! jjajajaa!

anónimo... pues que feo! :-(

cajonero, todo lo vuelves bonito! no vale! jajaja.

dragon... no estoy inventando ya!

saliendo... pues... que sabia tu abuela. jajaja.

GINNA dijo...

JAJAJA, OK LOS PEDOS PODEROSOS, ESOS QUE SALEN DE UNA PANZA PODRIDA SON RECONTRAFEOS, SOBRE TODO CUANDO TE COJEN DE SORPRESA, PERO PERSONALMENTE ODIO A LOS PEDOS TRAICIONEROS, ESOS QUE CREES SON UN SILVIDO, UN SOPLO Y TE SALEN CON CALDO O SOPA, ESOS SI SON LOS PEORES.

OYE QUE INSPIORACION, HASTA UN PEDO TE HACE ESCRIBIR, JAJAJA.

peregrino dijo...

"desahogar los lamentos pépticos que tanto me arañaron los interiores del ser".... honestamente creo que estás haciendo algún tipo de ejercicio de redacción, estás escribiendo lo mismo pero a lo Martha Hildebrandt o Marco Aurelio (maestro).

En cuanto a los gases... sencillo, estoy solo y en dicha condición el aire que me rodea es mio y lo puedo contaminar como me provoque.... con los consiguientes riesgos para mi salud.

Nos leemos.

Laura Zaferson dijo...

ginna... que gráfico tu comentario. jaja.

memo meme, adorables comparaciones. se agradece. :)

Marielita dijo...

jajajaja
Me has hecho recordar... una vez, creo que fue la primera vez, al menos eso recuerdo, que mi adorable esposo se desinfló delante mío, él estaba todavía con una infección gastrointestinal... Los dos estábamos conversando una noche, echados en la cama, para colmo, yo estaba embarazada, tenía seis meses pero mi barriga parecía de ocho y hasta más, así que levantarme de mi cama era algo así como un chanchito de jardín queriendo darse la vuelta, jajajaja... El asunto es que él, lindo y delicado, apenas sintió lo que había ocurrido, corrió a abrir las ventanas, y qué crees??? Se le salió una pequeña carcajada y salió corriendo del cuarto!!!! Mientras tanto, yo trataba de ponerme de pie a la vez que trataba de contener el aire y lanzando improperios a mi esposo... pobre de mí, jajajaja
Yo creo que es como dice El dueño los cajones "Un pedo es la más sublime demostración de confianza y compenetración mutua". jajajajaja

Laura Zaferson dijo...

marielita... ¡me muero! y encima escapó!!! no que tal!