domingo, agosto 13, 2006

Publicidad 4 dummies.

Cuando estaba en el colegio me encantaba vender rifas de "Fe y Alegría". Cada año repartían talonarios a todos los alumnos de todos los salones y yo procedìa a vender el mío y acto seguido iba a la "Oficina Pastoral" a pedirle más talonarios a la Hermana Eva. Era todo un reto vender cada ticket de rifa a S/.2.50 cada uno (En mi época, dos lucas cincuenta eran un pan con pollo + papitas al hilo... o sea un billetón!). Era chévere porque todos me compraban rifas a pesar de que yo sabía que la gente a la que le vendía tenía también talonarios para vender. Me gusta pensar que mi carisma juvenil me ayudaba a conseguir tal éxito de ventas, pero sospecho que la mitad de la gente que me compraba estaba tratando de ser nice y la otra mitad simplemente me tenía miedo. (Suelo causar efectos bipolares en la gente. O me amas o me quieres atropellar. Jaja.)

Pero bueno, rifas van y rifas vienen, alcancé la cúspide de las ventas cuando la Hermana Eva me entregó una estampa con la imagen de la Bienaventurada Dina Belanger (esa flaca que, en posts anteriores, les había comentado que no me cumplió nada de lo que le pedí?) y en la parte de atrás me felicitaba por mi desinteresada contribución a la causa. Toda esa situación me hizo ponerme a reflexionar acerca de porque me gustaba tanto vender las rifas. Era la noble causa? Era la socialización que venía con la venta? Era la estampa de Dina Belánger?
Creo que vendiendo rifas de "Fe y Alegría" fue que me inicié como publicista.
Anyway, pasó el tiempo, terminé el colegio y no volví a saber de "Fe y Alegría" hasta ayer a la hora de almuerzo cuando José Miguelito llegó con su sonrisita riquísima avaluada en 400 millones de dólares (o su equivalente en euros) y una excelente técnica de ventas.
José Miguelito: Tía Lauris, he traído "FeAlegría" para que compres y ayudes a los niños que no tienen carpetas para estudiar. (De frente con el argumento emocional)
Tía Lauris: Ah mira, yo también vendía "FeAlegría" cuando estaba en el cole.
José Miguelito: En "mi colegio Inmaculada" nos han dicho que tenemos que pedir a nuestros familiares que colaboren. (Del "mi colegio Inmaculada" siempre nos mandan Rifas, Tickets de Kermesse, Bingos y demás menjunges de buena causa para que los familiares colaboremos... la pregunta es quién -por los clavos de Cristo- colabora con los familiares que tienen 4 sobrinos y les tienen que comprar a todos??? Suelto la pregunta no más.)
Dispuesta a contribuir a la causa, (Es lo mejor, porque sino, luego sacan al frente del salón a mi pobre sobrino, o lo mandan la patio a que se arrodille bajo el sol con chapitas de Inca Kola en las rodillas y tendría que mandar una carta a Hildebrandt rajando del cura del Inmaculada y lo peor es que Hildebrandt ni siquiera esta en la televisión, demasiada logística) agarro el talonario y pido un lapicero para llenar mis datos. Oh sorpresa, mi nunca bien ponderado nombrecito está tiernamente escrito en 5 tickets a S/.3.00 cada uno (El pan con pollo + papitas al hilo ya subió de precio aparentemente)
Tía Lauris: José Miguelito por qué has llenado mi nombre en tantos tickets?
JM: Es que están sorteando un carro Tía Lauris...
Tía Lauris: Si veo, pero por qué has puesto sólo mi nombre? Y tu Tío Víctor? Y tu Tía Mónica?
JM: Es que... TU ERES LA UNICA QUE NO TIENE CARRO tía Lauris.
Inmediatamente le deposité 15 lucas en su sobrecito.
Los buenos argumentos de venta, deben ser pagados "al chas chas".

15 comentarios:

El Chepis dijo...

Jaaaaaa!!! Es que los enanos son los mejores psicólogos, publicistas, educadores, etc... Saben lo que quieren, saben lo que necesitas, y te lo hacen saber sin dudar.

DINOBAT dijo...

Hola que tal?, bueno solo pasaba a saludar, la verdad está interesante el blog, nos leemos, saludos,


JD

Darío dijo...

Pobre "Tía Lauris" que es un rehén de los clantajes emocionales de sus sobrinos... parece que el karma viene en envases pequeñitos ahora :-)

Darío dijo...

Ah... me olvidé... ¿¡qué es horror del "gatito que adopté"?!

¿pagaste por eso? ¡¡Ay tía Lauris!! Está menos logrado que el asitente del Word...

Laura Zaferson dijo...

no pagué ni un mango por la mascotita virtual!... Es gratis... y si se que está pobremente hecha... pero la vi y recordé a Roberto Carlos... "el gato que está... triste y azul..." Y nada... me vi en la necesidad de adoptar al pobre gatito!!

Que bueno que esta de regreso! Que tal la escalada? Un exito me imagino. :)

diego dijo...

Yo vendía los talonarios porque me aseguraba cinco puntos en el examen bimestral de Mate. Era una contribución desinteresada.

Anónimo dijo...

Mi ex, es maestra de segundo grado. Me contaba cosas tan geniales de los mocosos, que un dia le di un cuaderno para que me hiciera el favor de registrar tal avalancha de disparates. Todos los dias me hacia reir con los inocentes comentarios de los niños, pero jamas anoto ni una linea.

Darío dijo...

Gracias por preguntar Laura... sí me fue muy bien y volví enterito.

Alfredo dijo...

15 lucas por la anecdota es demasiado barato

Laura Zaferson dijo...

a 3 lucas x rifa... son CINCO rifazas. :)


Pd. cualquier consulta, me ubican en tacaños.com

digler dijo...

irrefutable logica la del sobrino...

corpz dijo...

Yo tambien vendia rifas xq me aseguraban puntos en algun curso.

Y esa nota de las rifas en epoka de cole... hacen que un niño aprenda a persuadir, generando la necesidad.
(como la del carro, ke está genial..)

Dragón del 96 dijo...

Siempre considere lo de las rifas, estafas como cuando en mi salón sorteabamos licuadoras y cocinas imaginarias. Siempre se la ganaba la mama de Acosta.

Caroline, dijo...

mmmm...muy detallista tu relato...me cagué de la risa cuando mencionaste el pan con pollo y papas al hilo que venía en un papel color rosado, y si es cierto tener 2.50 en nuestros tiempo era ser casi millonario...
y para terminar...ganaste el carro?

Laura Zaferson dijo...

Pues todavía no se si gané el auto... aún falta para el sorteo.
Les mantendré al tanto. :D